Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

PPK y sus errores en el caso Alejandro Toledo en la mira de El 'Búho'

El 'Búho' comenta las últimas noticias de la picante actualidad política.

PPK en la mira por Alejandro Toledo.

PPK en la mira por Alejandro Toledo.

PPK en la mira por Alejandro Toledo.

Este Búho alucina la coyuntura política como un inmenso ‘piqueo’ de mis años maravillosos de quinceañero en esas inolvidables fiestas con guapas chicas de la Unidad Mirones. Ahora los mozos servirían tequeños rellenos con camarón Cuba. Choritos a la chalaca con aceite de oliva Odebrecht. Hot dog PPK en palitos de dientes. Enrollado de picadillo de la Casa del Pueblo y bolitas de causa norteña a lo ‘Mudo’, con mayonesa ‘Barata’. Como aperitivo, copitas de ponche Villarán con caipirinha paulista. Sé que les hará agua a la boca. Y como decía el terrible doctor Hannibal Lecter: Bon appétit.

ERRORES DE PPK: Un lector me comenta: Búho, el gobierno actuó con displicencia en el caso Alejandro Toledo. A PPK y a Zavala les faltaron reflejos. El Poder Judicial trabaja sin coordinación y se desmarca de los procuradores y la Contraloría. Hablan distintos idiomas. El ‘Cholo’ resultó más astuto. Ahora le espera un proceso de extradición que puede demorar hasta un año. En ese tiempo estará tranquilo en Estados Unidos victimizándose y aquí su abogado, el impresentable Heriberto Benítez, hará circo político. PPK dice ser muy amigo de Estados Unidos, pero la administración Trump no le paró bola a su pedido de expulsión de Toledo. El jefe de Estado peruano resultó ser peso pluma y los únicos que ganan con esta tragicomedia son los imitadores del ‘Cholo’ como Miguel Moreno y Carlos Álvarez, que tendrá ‘carne’ para rato.

‘CHOLO’ FUGITIVO: Este Búho de niño era hincha de la serie ‘El Fugitivo’, protagonizada por el gran David Janssen. Era un famoso doctor que un día llegó a su casa y su bella esposa estaba asesinada. Él vio huir de la escena del crimen a un hombre manco, pero nadie le creyó y lo condenaron a la silla eléctrica. El día que lo llevaban a la ejecución, el tren se descarriló y escapó. Un policía, el teniente Gerard, está obsesionado con su captura, pero el doctor huye por todo el país. El fiscal Hamilton Castro está empecinado con la captura de Alejandro Toledo, que está como un ‘fugitivo’, escondido y negado por la Universidad de Stanford, y dejando en la decepción e indignación a un país que, en algún momento, creyó en él.

PENSANDO EN LAS MUSARAÑAS : Francamente no entiendo el razonamiento de algunos parlamentarios de izquierda, alejados del sentir popular. ¿Por qué, en vez de presentar proyectos para legalizar matrimonios entre personas del mismo sexo, no se preocupan por averiguar con qué fondos pagó Susana Villarán los millonarios honorarios del ‘Mago’ Luis Favre? ¿Cuánto aportó Obedrecht a la campaña del ‘No’ a la revocatoria? La corrupción no solo jala de un lado.

PEDÓFILOS AL DESCUBIERTO: No solo el importante testimonio de Pedro Salinas y Paola Ugaz sobre los indignantes abusos a menores por miembros de la institución ¡religiosa! llamada Sodalicio de Vida Cristiana, permitió desenmascarar a esos pedófilos con sotana, pues la propia institución ha culminado también un informe sobre casos de violaciones sexuales y ha identificado a cuatro de sus miembros que cometieron estas terribles fechorías. Uno de ellos es Luis Fernando Figari. La justicia debe ser implacable con estos casos.

LA SEÑORA BARATA VENDE CARO: ¿Qué pasa con la justicia peruana? Que en Brasil Barata se haya acogido a la ‘delación premiada’, no quiere decir que en nuestro país se le van a ‘perdonar’ sus delitos. Tendrá, sobre todo, que pagar una cuantiosa reparación civil al Estado por los altísimos sobrecostos que consiguió su empresa gracias a las coimas. Por eso me indigna que su esposa llegue al Perú con el objetivo de vender todas las lujosas propiedades del corruptor. Concretamente, un departamento en San Isidro, cerca del Golf, lo está ‘rematando’ en solo ¡un millón ochocientos mil dólares! ¿Y los fiscales? Solo en el Perú los Odebrecht se siguen pasando de vivos y nadie los toca. Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada