PPK, Keiko Fujimori, Julio Guzmán y más personajes de la política peruana en los pastillazos de El Búho

El Búho analiza el panorama político peruano.

El Búho

El Búho provocará más de un reacción.

Este Búho ve el panorama político más movido que el Chato Barraza en el aniversario de su cebichería. Por eso, agarro mi ‘espada del augurio’ de ‘Los Thundercats’ para que me permita ver más allá de lo evidente y presentarles mis ‘pastillazos’ que tanto reclaman mis lectores.

PPK: El presidente es contradictorio. Viajó a Santiago para asistir a la investidura del mandatario Sebastián Piñera, justo cuando a él están a punto de quitarle la suya. Recibirá, seguramente, la solidaridad de la mayoría de los gobernantes presentes, algunos muy amigos suyos, pero no puede tener el respaldo de su ¿amigo?, el vicepresidente Martín Vizcarra. El presidente habló de ‘traidores’. Este Búho no cree en las buenas intenciones de los ‘vacadores’. Ese parece un sancochado de carne rancia aprofujimorista con algunas verduras pasadas: ayacuchano Donayre de APP, vainitas de Vitocho acciopopulista, charqui Apaza del Frente Amplio, yucas de Marisa de Nuevo Perú y menudencia avinagrada Vilcapoma. ¿Lo vacan por nuevos indicios de las declaraciones de Barata? ¡Por favor! Si el millón de verdes al partido de Keiko y los tres millones a la izquierdista Susana Villarán son lo más grave de las declaraciones del brasileño. Los principales ‘vacadores’ no tienen ninguna autoridad moral y pareciera que lo quieren sacar porque están ardidos por su fracaso anterior. Ahora parece que se aseguraron a Vizcarra. Este Búho es respetuoso de los códigos y, sobre todo, de la lealtad. Si, como dicen, Martincito no contesta el teléfono a los PPKausas, pero sí habla como loro con su amigo el congresista Villanueva, entonces sería el ‘Tessio’ del filme ‘El padrino’, quien traiciona a la familia Corleone. PPK es el culpable de llegar a este desenlace por sus mentiras e irresponsabilidad. Vizcarra me hace acordar a esa gacela que pone su cabeza en la boca del tigre porque este le dijo que no se la va a comer. Como decía el gran sir Winston Churchill a quienes pedían un acuerdo con Hitler para que no invada Inglaterra, ¡quieren poner la cabeza en la boca del tigre, idiotas! El fujimorismo, una vez vacado PPK, se lo va a comer vivo al pobre. Podrán decir que lo de Vizcarra es constitucional, pero si no habló primero con PPK y ‘negoció’ con el enemigo, eso se llama traición.

KEIKO: Sus asesores la sacaron de su siniestro perfil bajo, desde donde solo cosechó dos terribles derrotas: el fracaso de la vacancia presidencial y el desbande de doce congresistas ‘Avengers’ a manos de su hermano menor. Hoy sale como chica perica a dar una entrevista al diario de las mayorías, Trome, donde muy suelta de huesos dice que ‘Martín Vizcarra puede gobernar mejor que PPK’. ¿Cómo? ¿Quien habla no fue la candidata perdedora en la última elección? ¿Quien habla no ordenó a su mayoría congresal que en tropel apanaran a Vizcarra e intentaron lincharlo con la censura ‘por corrupto’ por el caso del aeropuerto de Chinchero? ¿Acaso Vizcarra no tuvo que renunciar para que no lo guillotinen los mastines de Keiko? La líder del fujimorismo está pateando peligrosamente el tablero. Está desesperada porque está en caída libre, y seguramente en la próxima encuesta de Ipsos, Julio Guzmán la desplazará del primer lugar de intención de voto para las presidenciales del 2021. Pero juega con fuego. Detrás de la vacancia, por el bloque izquierdista, está Goyo ‘Antiminero’ Santos y hasta Antauro, quienes esperan que el fujiaprismo les ponga la mesa servida para un adelanto de elecciones que puede arruinar el ya sombrío panorama económico del país.

MES MORADO: A veces pienso que el principal motivo de Alan y Keiko –lo del aprista por las sombras– para vacar a PPK es que piensan que su gobierno está dando mucho respaldo al trabajo de los fiscales anticorrupción y de lavado de activos en las investigaciones en su contra. Y la opinión ciudadana, más del 50%, según la última encuesta de Ipsos, está mayoritariamente de acuerdo con que si se comprueban las revelaciones de Barata en torno a Alan García, Keiko y Susana Villarán, estos deben cumplir prisión preventiva. De allí la intención de poner a un presidente ‘moldeable’ para colocarle un ministro de Justicia ‘amigo’. García está en el grupo de los ‘pitufos’ en la intención de voto para las presidenciales del 2021, mientras que Keiko, que lideraba de lejos las preferencias, está en caída libre y tiene 17 %, solo un puntito más que Julio ‘Moradito’ Guzmán (16 %) que está en alza y Kenji está tercero junto con Verónika Mendoza (9 %). El problema para el otrora dueño cariñoso del perrito ‘Puñete’ será cuando se vea obligado a debatir en público porque allí su papá Alberto no podrá oficiar de ventrílocuo ni podrá disfrazarse de figurita de ‘Avengers’. Alfredo ‘Chicharrón’ Barnechea, por la sombrita les sigue con 6 %. Luego están César ‘Plata como cancha’ Acuña con 3 % y Goyo Santos con 2 %. Keiko se juega la vacancia para, aunque sea, de prosperar esta, gobernar como parece gustarle: en las sombras. Apago el televisor.

Ir a portada