No te pierdas esta columna del Búho.
No te pierdas esta columna del Búho.

Este Búho lleva muchos lustros en el periodismo y reitera que no tiene compromisos con ningún partido político. Veo las y percibo que Pedro Castillo, quien en abril le llevaba veinte puntos porcentuales de ventaja a Keiko Fujimori, en los últimos sondeos de mayo solo le lleva entre cinco o seis puntos. El ‘lápiz’ no solo se ha estancado, sino se ha caído en casi todos los segmentos sociales. Hagamos un análisis de este panorama.

Se trata de un desplome tan evidente que algunos fervorosos adeptos a su candidatura empiezan a ‘tomar distancia’. Falta menos de un mes y nada está definido, pero desde mediados de abril se vislumbra una tendencia a la baja de Perú Libre y una subida de Fuerza Popular, que empezó después de la .

Pero más allá de los sondeos, ¿cómo interpretamos el repunte de la candidata naranja? En primer lugar, en que varió de estrategia. Sus asesores se dieron cuenta de que la lucha contra ‘el fantasma del comunismo’ no significaba nada en los sectores más empobrecidos de la población.

TE VA A INTERESAR | Elecciones 2021: ¿Debo pagar mi multa para poder votar en la segunda vuelta?

Ojo que muchos apostaron por un candidato ajeno al ‘establishment’ y que justamente criticaba el ‘modelo’. Votaron sin conocerlo, sin saber sus credenciales. Con rabia contra los conocidos de siempre que nunca hicieron nada por ellos, por eso votaron, qué importa, por un desconocido, provinciano como ellos. Y lo llevaron a la victoria en la primera vuelta.

La segunda vuelta se presenta como un escenario distinto. Son únicamente dos candidatos y ya no valen solo los gritos de plazuela. Hay que fundamentar las propuestas, mostrar equipos técnicos. Para mal o para bien, es -según el cristal con que se mire- una ‘mala conocida’.

VLADIMIR CERRÓN, CONDENADO POR CORRUPCIÓN

Sim embargo, con Castillo, a medida que los medios de comunicación iniciaron trabajos de investigación, se descubrió que era en realidad no solo el profesor que lideró una huelga magisterial apoyado por la facción Conare del Movadef senderista, sino que su mentor, el que le ‘prestó’ el partido, financió su campaña y le dio el programa ‘marxista-leninista’, era nada menos que , el exgobernador de Junín, quien fuera condenado por corrupción.

Además, en su región dejó hospitales sin construir, la anemia aumentó durante su gestión y encima está el espinoso caso de los periodistas que lo investigaron y que extrañamente fueron víctimas de atentados, pues en la casa de uno hicieron volar un aparato explosivo y a otro lo secuestraron y lanzaron al río Mantaro.

Ahí se produjo el punto de quiebre y la estrella del chotano se comenzó a apagar. Además, es incapaz de sustentar sus más controvertidas propuestas, como su anuncio de que va a desaparecer a las AFP.

Ahora dice que ‘lo primero es ordenarnos, llamar a los trabajadores y gestar con ellos un nuevo sistema de pensiones’. ¡Por favor! Hay más de cuatro millones de trabajadores que durante muchos años aportaron parte de su trabajo con su sudor para tener una pensión de jubilación digna. ¿Qué tiene que ver ‘una reunión de trabajadores’ para que decidan qué van a hacer con el dinero de aportantes privados?

El profesor rondero está atrapado en su laberinto y esas incongruencias le pasan la factura y continúa en la pendiente. ¿Se puede votar por alguien que no sabe qué hacer en el gobierno en medio de esta crisis sanitaria y económica? Ya lo dijimos, el caos, el estatismo, las expropiaciones de empresas nos van a empobrecer más.

LOS PENDIENTES DE KEIKO FUJIMORI

Por el lado de la candidata naranja, al parecer, está recibiendo la adhesión decisiva de los votantes ‘antifujimoristas’ de derecha, centro e izquierda, que siempre han votado contra ella, pero que la prefieren en estas circunstancias, con un candidato que consideran tiene una propuesta autoritaria y peligrosa para el país.

Pero ella debe prometer que no tomará represalias contra los fiscales del Ministerio Público que la investigan y que los dejará seguir con su trabajo. También apartar a oscuros personajes de su partido, esos del Congreso disuelto que tanto daño le hicieron a la gobernabilidad y, en caso llegue a Palacio, deberá formar un gobierno con un premier que no sea fujimorista.

Se trata de algunos puntos que Keiko Fujimori debería tener en cuenta. Al margen de ello, es necesario llegar a los sectores populares con ideas claras de cómo va a solucionar la crisis de la pandemia, la generación de empleo y dotar de agua y desagüe a los pueblos olvidados. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR