Verónika Mendoza (Foto: Reuters).
Verónika Mendoza (Foto: Reuters).

Este observa que los vientos políticos están más movidos que el ‘chato’ Barraza y Kike Suero saliendo de amanecida de la peña ‘La Damajuana de Oro’, por el ‘Día de la canción criolla’ antes de la pandemia. Por eso, con mi ‘Espada del augurio’ de Los Thundercats, que me permite ver ‘más allá de lo evidente’, les presento mi ‘radiografìa de las elecciones presidenciales’ que tanto reclaman mis lectores.

GEORGE FORSYTH: Según el sondeo de Ipsos-Perú, de octubre, puntea holgadamente la intención de voto con 19%. Pero de junio a octubre su tendencia es descendente ya que tuvo un ‘pico’ de 25%. Puede explicarse por las críticas que recibió, entre otras, del alcalde Jorge Muñoz por renunciar al municipio de La Victoria ‘traicionando a sus electores’. Astutamente, siempre busca defender al presidente Vizcarra para que le salpique su alta aprobación, pero eso a este ‘calichín’ en política puede resultarle un arma de doble filo.

DANIEL URRESTI: Con su postura de ‘bochinchero’ defensor de las propuestas populistas en el Congreso, se colocó en un lugar expectante. Pero también está de bajada, porque su posición en el Legislativo ‘cuidando las espaldas’ al dueño de Podemos, un político como José Luna Gálvez, con muchos ‘anticuchos’, lo queman y le hacen bajar puntos. Es peligroso y en el Parlamento es capaz de proponer cualquier barbaridad y volverse más bravucón con tal de captar más votos.

KEIKO FUJIMORI: Su pretendida transformación a ‘política reflexiva’ no corre. En el imaginario popular, ella tiene ‘pecados capitales’: hizo botar a su hermano Kenji del Congreso y contribuyó a que su padre enfermo regresara a prisión por fregar a PPK, entre otras ‘perlas’, como acusaciones de corrupción por las que es investigada.

VERÓNIKA MENDOZA: Le sirvió hacer la de ‘Shakira’ (sorda, ciega y muda) cuando ‘las papas quemaban’ en los debates por la ‘vacancia’. Pero más provecho saca por los problemas de su archirrival en la izquierda, Marco ‘Cura’ Arana, del Frente Amplio, quien sofoca una rebelión de dirigentes y no puede todavía autoelegirse al caballazo como candidato presidencial. Cuando se inscriba, entonces la ‘Vero’ volverá a su realidad y los votos de la izquierda se partirán en dos y hasta en tres.

JULIO GUZMÁN: El ‘Moradito’ ruega que Vizcarra llegue, al menos a abril del 2021, porque es uno de los ‘tapaditos’ del moqueguano y alguna ayudita le podrá dar desde el Ejecutivo. Pero ahora se le rebelan sus bases y la congresista Carolina Lizárraga le disputa la candidatura presidencial. Todo por su penosa ‘huida’ durante el incendio del depa de su ‘amiga’.

CÉSAR ACUÑA: No sé por qué el norteño me hace recordar una estrofa de un gran tema de Joaquín Sabina: ‘era tan pobre, que no tenía más que dinero’. Es un candidato que, pese a sus grandes recursos, su red de universidades, gobiernos regionales y alcaldías a nivel nacional, su candidatura no levanta. Su debilidad más ostensible es su ‘chicharrón’ por ‘plagio’, algo muy difícil de borrar. También su falta de carisma, eso lamentablemente no se compra ni con ‘plata como cancha’.

ALFREDO BARNECHEA - YONHY LESCANO: Una rivalidad que amenaza con trasladarse no solo a las internas de Acción Popular, pues en provincias los simpatizantes del fogoso puneño no votarían por ‘El príncipe’ si resulta elegido candidato del partido. Ambos tienen 3% de intención de voto.

HERNANDO DE SOTO: Ahora lo llaman ‘el amigo de todos’, ya que se promociona con perro, pericote y gato de la política, los empresarios, sindicatos, informales y hasta con peligrosos elementos cercanos al Movadef, pues uno de ellos integra su comando de campaña. Muchos comparan su movimiento con el de PPK del 2011: Alianza por el Gran Cambio, el tristemente célebre ‘sancochado’, con Máximo San Román, el PPC de Marisol Pérez Tello, Lourdes Alcorta y otros variopintos tubérculos, perdón, partidos.

LOS PITUFOS: Ollanta, quien participa para que no le inicien el juicio y pueda meter algún congresista que haga bulla por su caso. Daniel Salaverry puede convertirse en el nuevo ‘Popy’ Olivera. Tirará barro al fujimorismo y a otras tiendas ya que sabe demasiado. Fernando Cillóniz: el verdadero ‘tapadito’ del empresariado. Si levanta en intención de voto, le abren el caño, si no levanta, correrá con la suya. Pero esto, señores, recién empieza. Cuando se inscriban y esté la lista definitiva de candidatos, será como en el hipódromo: empezarán a correr las apuestas.

Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: