Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Radiografía política

Este Búho ve la coyuntura política como las arenas movedizas que atrapaban a Indiana Jones.

Martín Vizcarra sobre tragedia e Fiori: “Ese accidente fue la culpa de todos”
Martín Vizcarra
Martín Vizcarra

Muchos políticos se están hundiendo lenta o rápidamente, y no hay lianas ni sogas para ayudarlos, pues algunos están demasiado comprometidos. Por eso, agarro mi ‘espada del augurio’ de Los Thundercats para ‘ver más allá de lo evidente’ y darles a mis lectores esa ‘radiografía política’ que tanto reclaman.

MARTÍN VIZCARRA: Muchos de sus incondicionales se atrevieron a desafiar las leyes de la gravedad e ignoraron eso de ‘todo lo que sube tiene que bajar’ y pensaron que el moqueguano iba a dar la contra a las leyes y permancer indefinidamente arriba en la aprobación ciudadana, viviendo de los réditos de su frontal lucha anticorrupción, así colocara todo lo demás en ‘piloto automático’. Pero se equivocó en ignorar y mirar de soslayo temas sensibles para el ciudadano de a pie, como la reactivación económica, pues el pueblo siente que se restringen las ofertas de empleos y los precios suben. Y por otro lado, se hace el ciego y descuida de manera clamorosa el combate contra la delincuencia y la inseguridad ciudadana. Además, el pésimo manejo del conflicto en ‘Las Bambas’ terminó por hacerlo caer 12 puntos en las encuestas. Pero ojo, no es para celebrar, como lo hacen aquellos comprometidos hasta el cuello en la corrupción de Odebrecht y que sueñan con un Vizcarra fuera de juego antes del 2021. Que el mandatario sienta el remezón y se ponga a pilotar al Ejecutivo en pared con los ministros de Economía y del Interior, sectores vitales para recuperar la confianza perdida en algunos sectores.

YENI VILCATOMA: Las visitas ‘mañaneras’ de la vicepresidenta del Congreso a Martín Belaunde Lossio, en el penal ‘Piedras Gordas’, fue la comidilla de la semana. No informó a nadie y de no ser por la prensa, nadie hubiera sabido que cuatro veces se encontró con el grandulón lobbista del gobierno de Ollanta Humala y Nadine, y de varios gobiernos regionales. Resulta curioso, ya que la congresista fue quien lo denunció por el caso ‘La Centralita’, en Chimbote, cuando era fiscal y desnudó los negociazos del operador con el expresidente regional encarcelado, César ‘La Bestia’ Álvarez. El asunto es serio, al punto que parlamentarios de todas las bancadas le han pedido que aclare cuáles fueron los motivos de sus visitas. Inclusive, en una de ellas, hay un ingreso ‘mañanero’, pero no hay hora de salida, lo que llama a muchas especulaciones. Recuerden que en el mismo Congreso, cuando fue llamado a declarar a la Comisión Lava Jato, Belaunde Lossio dijo que Vilcatoma ‘compró’ a un testigo protegido. Esto es muy serio y no es ningún chiste de ‘Condorito’. 

JORGE MUÑOZ: Me parece que el alcalde de Lima está sufriendo ‘el efecto Forsyth’. Es que sea por la edad, por el ímpetu o por el entorno de asesores, el alcalde de La Victoria, al ‘intervenir’ ese foco infeccioso de corrupción, extorsión, estafa, apropiación ilícita, microcomercialización de drogas, robo y delincuencia en que se había convertido ‘Gamarra’ y alrededores, le ganó toda la iniciativa y se convirtió en el político más valorado del momento, robándole esa posición a Muñoz. Es cierto, Lima no es Miraflores, pero Muñoz parece no apuntar bien el objetivo. Tiene otra bomba de tiempo con la Estación Naranjal del Metropolitano que ya colapsó. No puede pretender ‘solucionar’ los problemas del transporte tan álgidos promoviendo una ‘ciclovía’ de 28 de Julio al Centro Histórico. Parece, de verdad, una broma. Los automovilistas han puesto el grito en el cielo, pues se restringe aún más el paso vehicular. Lo que debería hacer son estacionamientos para bicicletas y que los ciclistas que vienen de las ciclovías de las avenidas Arequipa y Salaverry, vayan al Centro caminando, cosa que les hará bien. Resuelva primero los angustiantes problemas del transporte público, don Jorge, pues no está en Zúrich o Ámsterdam. Por favor, un poco de coherencia. ¿O le quedó grande la ciudad capital? Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada