Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Radiografía política

El Búho analiza los últimos acontecimientos políticos de nuestra variopinta clase política del Perú.

Martín Vizcarra

Martín Vizcarra y Salvador del Solar en la radiografía política de 'El Búho'.

Martín Vizcarra y Salvador del Solar en la radiografía política de 'El Búho'.

Más sobre:

Pico Tv

Este Búho sale a trotar temprano por el malecón. Antes de llegar a mi casa, compro mis diarios favoritos. Mi amigo, el canillita Pariazca, de Huaral, me pide: ‘Búho, hace tiempo que no escribes tu radiografía política’. Como soy fiel a mis lectores, cumplo el pedido.

MARTÍN VIZCARRA: El mandatario está aprendiendo a pasos agigantados los vericuetos y mañas de la política, sino que lo digan dos de sus víctimas: su ‘amigo’ PPK y su ‘adú’ César Villanueva. Ya más ‘canchero’, ahora hace su juego propio al colocar a un premier ‘fosforito’ y principista antes que político, como Salvador Del Solar, para que sea el que reciba la artillería pesada de la oposición y acapare los focos y reflectores de la prensa, cosa que no hacía el ‘mudo’ Villanueva, quien se mantenía siempre por la ‘sombrita’ y dejaba que vapuleen al moqueguano. Vizcarra hizo un buen negocio al nombrar a un primer ministro ‘kamikaze’. Si no funciona, lo cambiará sin titubear como un fusible.

SALVADOR DEL SOLAR: Una cosa es ser ministro de Cultura y otra completamente diferente es ser presidente de un Consejo de Ministros en un país como el Perú. Como premier, ya no pueden darle pataletas al encontrarse con jugarretas fujiapristas en el Congreso. Deberá cambiar sus discursos y hasta sus formas. De nada le valdrá que un sector ‘progre’ lo felicite por ser ‘transparente’, porque ‘dice lo que piensa’, y que para otro sector pueda resultar confrontacional, pues él es un funcionario para todos los peruanos. Si ‘Pantaleón’ se maneja como lo hizo cuando estuvo en Cultura, más preocupado por colocar a sus amigos en puestos de privilegio, y no recoge las demandas urgentes de las regiones devastadas por fenómenos naturales y a los que la reconstrucción les resulta una burla, podría naufragar como el personaje de la novela de Mario Vargas Llosa.

ALAN GARCÍA: El líder aprista sabía muy bien lo que se le venía en marzo, con las declaraciones de los funcionarios de Odebrecht a los fiscales especiales del caso Lava Jato. Por eso pretendió, sin éxito, asilarse en la embajada de Uruguay. Las revelaciones de los directivos de la constructora lo han desmentido, pese a que en su desesperación se resiste a ver la realidad y ante las evidencias se pone cachaciento y palomilla al decir ‘¡se quemaron!’ cuando con la declaración de Spinola, el chamuscado fue él. No nos imaginamos cómo se pondrá el exmandatario cuando en abril cante el tenor mayor: Jorge Barata.

KENJI FUJIMORI: Aunque no lo crean, su defenestración del Congreso, en estos tiempos de turbulencia política, le jugó a favor. Su verduga y hermana está en la cárcel. El partido que lo expectoró explotó y su cancerbero mayor, Héctor Becerril, tiene a dos hermanos prófugos y el congresista afronta serias investigaciones relacionadas a ‘Los Temerarios del Norte’. El engreído de Alberto ‘pasaba piola’ asegurando que ya no quería saber nada de la política y prefería vender frutas en los mercados. Pero esa pantallaza se le cayó cuando el Poder Judicial autorizó levantar su secreto bancario y el de sus hermanos Hiro y Sachi. Su empresa, Limasa, incrementó su capital de 40 mil soles, en el 2009, a más de 2 millones en el 2014, y se presume que habría lavado de activos en esas remesas que ingresaron a la compañía. Por si fuera poco, en los almacenes de Limasa se encontraron 100 kilos de cocaína pura. ¡Tampoco, tampoco, Kenji!

LOS OTROS: ¿Y cómo andan los posibles candidatos a la presidencia en el 2021? Julio ‘Moradito’ Guzmán ha decidido dejar de hacerse ‘el muertito’ y ha comenzado a lanzar puyazos al fujimorismo. O sea, opta por lo más fácil y obvio. Alfredo ‘Chicharrón’ Barnechea no las lleva todas consigo. Libra una soterrada guerra fratricida en Acción Popular, pues tiene a un peso pesado como Raúl Diez Canseco, quien le disputa la candidatura por la carismática ‘lampita’ a la presidencia, y cuenta con un socio de lujo, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz. El ‘Príncipe’ anda asustado, pues el homenaje por los cien años del patriarca del PPC, Luis Bedoya Reyes, lo organizó el ‘Pollo’ Raúl. Dicen que al ‘Tucán’, ante el desprestigio de Lourdes Flores, le gustaría que el PPC apoyara a Diez Canseco en el 2021 con el ‘Burbujito’ Beingolea en la plancha. Por eso, Barnechea anda con insomnio. Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada