Radiografía política de El Búho
Radiografía política de El Búho

Este Búho lo predijo a fin de año. El panorama político se iba a poner más movido que el cómico Kike Suero saliendo de un ‘privadito’ la víspera de Bajada de Reyes. Por eso agarro mi ‘Espada del augurio’ de ‘Los Thundercats’ para que me permita ‘ver más allá de lo evidente’ en esta radiografía política, que tanto gusta a mis lectores.

MIRA: Las playas de El Búho (II)

PEDRO CASTILLO: El Año del Tigre llega con zarpazos para el profesor, que no habla con la prensa ni explica a la opinión pública sus muy sospechosas reuniones por la noche en la casa de Breña, de donde salió la ‘caderona’ Karelim con una jugosa licitación de 232 millones para la empresa que representaba. La gran pregunta que se sigue haciendo la población es qué había en esa bolsa ‘gordita’. Después vino la reunión en Palacio con el proveedor de Petroperú. Diversos analistas políticos aseguran que el presidente pierde legitimidad ante la población, pero lo que llama la atención es el ‘saludo a la bandera’ de la Fiscalía, que anuncia que le abre investigación, pero la suspende hasta que termine su mandato. Parece una burla, un chiste de mal gusto. Se abre otro periodo de inestabilidad de un gobernante que no da la talla para el cargo, tanto así que mucha gente considera que su renuncia sería lo mejor para el país.

ZORAIDA ÁVALOS: Muchos se sorprendieron de que la fiscal de la Nación decidiera abrir proceso al presidente. Ella será recordada por ‘proteger’ a Martín ‘Lagarto’ Vizcarra, cuando había pruebas suficientes de sus mentiras y presuntos delitos graves con el ‘Club de la construcción’. Al final fue el Congreso quien vacó al moqueguano y ella se lavó las manos. Algo parecido se pensaba que haría porque el día que tenía que tomar la manifestación del chotano se enfermó de ‘cálculos’ y mandó a otro fiscal. Recuperada, sorprendió a los escépticos anunciando el inicio de la investigación al mandatario. Pero al parecer doña Zoraida tenía un as bajo la manga para no involucrarse en las pesquisas: ha pedido vacaciones y en marzo acaba su mandato. O sea que la investigación la va a ‘monitorear’ el controvertido Pablo Sánchez. Y cualquier cosa puede suceder.

BRUNO PACHECO: Una pieza clave en las investigaciones que involucran al jefe de Estado. Ejemplos recientes demuestran que hasta los amigos más cercanos y ‘consejeros’, las ‘almohadas’, de los presidentes peruanos han abierto la boca para librar la cárcel: Joseph Maiman ‘echó’ a Toledo, Luis ‘Lonchera’ Nava y César Atala a Alan García. Bruno Pacheco, el oscuro profesor, al que hubo que rebajarle los requisitos para que ingrese a trabajar a Palacio, puede tener en sus manos el destino de Castillo. Este columnista no ve a ‘Pachequito’ con cara de Agustín Mantilla ni Facundo Chinguel, apristas que se inmolaron en la cárcel por Alan.

PEDRO FRANCKE: El popular ‘superbono’ rápidamente perdió la confianza del empresariado y los inversionistas. Lo peor es que se contagió de todas las nefastas ‘mañas’ del entorno de Perú Libre y se descubrió que su hija y hasta su hijastro estaban contratando con el Estado, cuando él sabe bien que es un delito. La mayoría de economistas de prestigio cuestionan su labor al frente de su sector, ya que está gastando la caja fiscal con afán populista y electorero para generar clientelaje. Pero los expertos dudan que el Perú tenga un buen crecimiento este 2022 ya que, más bien, se está espantando a los inversionistas. Que deje de ‘maquillar’ las cifras y trabaje bien. El pueblo pide empleo y trabajo formal, no bonos regalados.

MIRTHA VÁSQUEZ: Su ingreso al premierato causó expectativas hasta en cierto sector empresarial. Luego de poner ‘orden’ forzando la salida del ministro del Interior, Luis Barranzuela, que motivó las iras presidenciales, ella cedió a las presiones y ‘Cleopatra’ se volvió una diletante ante el zafarrancho del Ejecutivo: ‘vamos a ver’, ‘hay que investigar’, ‘tomaremos cartas en el asunto’. Cuando ni esas cortinas para blindarlo satisfacían a Pedro, se mandó con la ‘ultrada’ de amenazar con cerrar cuatro mineras. Allí se quedó sin piso, porque Castillo se ‘echó grasa’ y la negó y el sector empresarial exigió su salida. Don Pedro pretende lavarse la cara destronándola con tan malos modales que está desesperado buscando nuevo premier. Qué roche. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR

tags relacionadas