No te pierdas esta columna del Búho.
No te pierdas esta columna del Búho.

Este Búho observa el panorama político más movido que Cuevita saliendo de una conocida cebichería en La Victoria a las tres de la mañana. Han pasado quince días de las elecciones y hasta la fecha no se sabe oficialmente quién gobernará el Perú durante los próximos cinco años. La lupa está puesta sobre el Jurado Nacional de Elecciones, que deberá desempeñar un rol transparente e imparcial, pues de ellos dependerá la legitimidad del siguiente mandatario o mandataria. Mientras tanto, los personajes de este ‘thriller político’ siguen moviendo sus fichas.

PEDRO CASTILLO: El profesor de Chota continúa en sus cuarteles de invierno. Ha guardado el machete y en ocasiones cita a ‘conferencias de prensa’ en las que -irónicamente- no acepta preguntas de los colegas periodistas. Después de la primera vuelta, está más activo en las redes sociales, desde donde devuelve saludos y agradece a sus simpatizantes por las masivas manifestaciones que realizan en Lima. Aún no logra desmarcarse tajantemente de su padre putativo, el inefable Vladimir Cerrón, quien se frota las manos porque se siente ganador y cree que podrá hacer del país lo que hizo con la bella región de Junín, su chacra. Desde su Twitter, el tristemente célebre ‘Doctor Anemia’ gatilla contra todo y contra todos, acusa de ‘guerra política’ las denuncias que vienen destapándose en contra suya y de varios militantes de su partido Perú Libre, como la organización criminal ‘Los Dinámicos del Centro’, una red de tráfico de licencias de conducir en el Gobierno Regional de Junín. Lejos de distanciarse de estos problemas que le atañen directamente, Pedro Castillo prefiere el silencio.

KEIKO FUJIMORI: La candidata por Fuerza Popular se mantiene en sus trece. Ha dicho que va a pelear hasta el último voto. Cada vez son más los personajes que la respaldan y, al igual que la ‘China’, consideran que existió fraude en mesa y es su derecho constitucional reclamar por ello. Una de esas voces que la secundan es Lourdes Flores Nano. “Estoy convencida de que hasta el más recalcitrante lapicito hoy día sabe que en el Perú ha habido triquiñuelas en las mesas. Pueden silbar, pueden echar tierrita bajo la alfombra y mirar para arriba, pero yo creo que cada día este resultado electoral, el que aparece en las actas así tergiversadas, no responde a la realidad”, dijo ‘Lulú’ en una reciente entrevista. Los críticos de Keiko sostienen que su ‘pataleta electoral’ es para librarse de la cárcel. Mientras tanto, ella ayer se libró del pedido de prisión preventiva que solicitó contra ella el fiscal José Domingo Pérez.

MARIO VARGAS LLOSA: El laureado escritor, desde su columna en el diario español El País, consideró que en la segunda vuelta hubo ‘graves irregularidades’ y que estas deberían revisarse exhaustivamente. ‘Desde el lejano Madrid y a través de las múltiples y contradictorias informaciones que me llegan, es, cada día más, de que ha habido graves irregularidades’, escribió, para luego sostener que el principal cerebro de este gran ‘fraude’ es Vladimir Cerrón, quien será, ‘de ganar Castillo, el verdadero poder detrás del trono’. A pesar de haber sido un antifujimorista radical durante décadas, el premio Nobel de Literatura, después de la primera vuelta de las elecciones, decidió apoyar a Keiko para ‘salvar al país de un peligro enorme que es caer en manos del totalitarismo’. Por eso no dudó en hacer pública la llamada que le hizo el presidente del Perú, Francisco Sagasti, para pedirle que ‘calmara las aguas’.

JORGE SALAS ARENAS: Para gran parte de la opinión pública, la imparcialidad del Jurado Nacional de Elecciones no está garantizada. Se critica que el mismo presidente del órgano electoral, desde la segunda vuelta, haya sido totalmente condescendiente con los caprichos de Pedro Castillo quien, primero, se negó a participar de los cuatro debates programados. Segundo, organizó el primer y único debate en una ciudad nada neutral como Arequipa, en donde el candidato del ‘lápiz’ arrasaba en preferencia. Y tercero, ‘entró en trompo’ cuando aprobó ampliar los pedidos de nulidad de actas impugnadas y el mismo día por la tarde desestimó la medida. Desde entonces se le pide total transparencia, y por obvias razones. Una reciente encuesta de Datum reveló que el 65% de compatriotas piensa que hay indicios de fraude en las elecciones. Y por ese grueso de nuestra población es necesario que se actúe con total responsabilidad y cuanto antes, porque la incertidumbre viene generando caos social y económico, que junto al maldito virus hacen un cóctel perfecto para llevar al país al abismo.

Apago el televisor.