‘Risas y Salsa’ en el corazón del pueblo
‘Risas y Salsa’ en el corazón del pueblo

Este Búho se sorprende y a la vez se indigna ante algunas voces que increíblemente están pidiendo que saquen del aire las históricas emisiones del programa cómico ‘Risas y Salsa’ de Panamericana. La verdad es que no voy a gastar espacio en colocar los ‘argumentos’ porque me dan vergüenza ajena. Más bien, me gustaría recordar lo que significaba ver ese programa a las familias peruanas sentadas frente a la TV, para reír, mientras afuera sonaban los estruendos de los coches bomba de Sendero Luminoso.

El programa fue dirigido primero por Efraín ‘Betito’ Aguilar, luego por Carlos Velásquez, quien le dio la posta al gran Guillermo Guille, el verdadero padre de ese ‘monstruo televisivo’ que se mantuvo en pantallas durante 19 años. En Estados Unidos, a finales de los setentas, a las ocho de la noche, un tremendo programa cómico acaparaba la sintonía de todo el país: ‘Saturday Night Live’. Era en vivo y de ahí salieron tremendos comediantes como Chevy Chase, John Belushi, Ben Stiller, Steve Martin, entre otras futuras estrellas de Hollywood. La particularidad era que no solo presentaban sketches sueltos, sino secuencias permanentes. Este esquema lo imitó Genaro Delgado Parker y ordenó: ‘Quiero sketches que queden en la mente de la gente’.

‘Risas’ tenía un tremendo elenco: Alex Valle, Antonio Salim, Ricardo Fernández, César ‘Loco’ Ureta, Adolfo Chuiman, Guillermo Rossini, ‘Betito’ Aguilar, Raúl Beryón, Rodolfo Carrión ‘Felpudini’, Elmer Alfaro, Camucha Negrete, Alicia Andrade, Amparo Brambilla, Esmeralda Checa, Guillermo Campos, Ricky Tosso, el ‘Chino’ Yufra, Gisela Varcárcel, Nancy Cavagnari, Fernando Armas, Miguel Barraza, el ‘Gordo’ Casaretto, Alfredo Benavides, Analí Cabrera, Roxana Ávalos, Karen América, Silvia Bardales, Álvaro González, el ‘Ronco’ Gámez, entre otros grandes de la comicidad. Había mucho profesionalismo y todos respetaban a Guille.

Este Búho una vez logró ingresar a una grabación del programa en ‘el gallinero’ de la avenida Arequipa, solapa en un rincón donde me había ‘encaletado’, gracias a Roxana Ávalos, la recordada ‘guardia Serafina’, mi recordada amiga. Me mataba de risa, pero no podía hacer bulla. Entre los sketches más recordados estaba el de ‘La banda del Choclito’, donde ‘Petipán’ encarnaba a un ‘mini gánster’. Al ‘chato’ lo había conocido cuando yo era cachimbo sanmarquino y él era eterno estudiante de Economía y Derecho. Le gustaban mis amigas ‘Conchito’ y Marta, y nos invitaba ‘chelas’ en los tonos de la ciudad universitaria. Los integrantes de la pandilla eran un mate de risa, entre ellos ‘Mapache’, ‘Ojos lindos’ y ‘Guayabera sucia’ (Álvaro González) e inolvidable la voz en off de Rossini: ‘Guayabera sucia es tan pero tan cochino que no se baña en la ducha, sino en el relleno sanitario’.

La estrella del programa era, sin duda, el memorable Adolfo Chuiman, un destacado actor de teatro serio y puntal en las canteras del grupo ‘Histrión’. En su papel del donjuán ‘Avelino’, el criollo y galancito del barrio, su enamorada era la guapa Aurora Aranda y el suegro ogro el inolvidable Alex Valle, quien lo golpeaba y Avelino gritaba ‘¡¡en la cara no!!’. Después Chuiman encarnaría al pícaro y mujeriego ‘Manolo’, con su fiel escudero ‘Machucao’ (Elmer Alfaro). Y de ahí salió su famoso diálogo. Manolo: ¿Quién soy yo? Machucao: ¡¡Papá!! Manolo: ¿Con quién estás? Y Machucao: ¡¡Con papá!! Y cómo olvidar el sketch de ‘El jefecito’, donde un lascivo gerente, el jefecito ‘Federico Lancelotti’ (Antonio Salim), correteaba por toda la oficina a una secretaria coqueta y con extrema inocencia llamada ‘Chelita’ (Analí Cabrera). Pero sus libidinosas intenciones naufragaban por culpa de un impertinente conserje, ‘Felpudini’ (Rodolfo Carrión), quien siempre jugaba en pared con la esposa de su jefe, Mabel Duclós.

Me faltarían columnas para resumir lo mejor de ‘Risas y Salsa’. Pero termino con una pregunta: ¿Qué pasa en el país para que algunas mentes amargadas o frustradas, en vez de preocuparse por los gravísimos problemas de nuestra sociedad, pretendan quitarle las ‘Risas’ al pueblo? Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: