Bajar de peso de forma natural y sin matarse de hambre es la mejor manera de perder esos kilitos de más
Bajar de peso de forma natural y sin matarse de hambre es la mejor manera de perder esos kilitos de más

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó por su espectacular sancochado con carne de res y pollo. Además, su jarra de emoliente tibiecito.

“María, a muchos causó sorpresa la información de que los peruanos hemos subido más de 7 kilos en promedio debido a la pandemia. Y es que la mayoría estamos encerrados más de un año y está proliferando el consumo de comida chatarra, lo cual es muy peligroso. La obesidad y la falta de ejercicios trae como consecuencia diversas enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial y otros males. Un aspecto clave es la alimentación, pero también son importantes los ejercicios, el deporte. La actividad física mejora la función mental, la rapidez, la imagen corporal y la sensación de bienestar. Además, causa optimismo, mejora el ánimo y da agilidad al cerebro. El ejercicio proporciona relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. Hay que estar siempre en movimiento.

Aquí te indico algunos beneficios:

  • La actividad física es la clave para un peso saludable. Los ejercicios son el complemento ideal para las dietas destinadas a bajar de peso.
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades. Entre ellas, males cardíacos, la presión arterial alta, los niveles elevados de colesterol en la sangre y algunos tipos de cáncer.
  • Fortalece los huesos. Así, también reduce los riesgos de sufrir fracturas y osteoporosis.
  • Ayuda al desarrollo muscular y aumentan la resistencia. Cuando se tiene un buen estado físico, el cansancio es menor y también se cuenta con mayor energía durante el día.
  • Mejora el estado de ánimo y da sensación de bienestar. Quienes practican un deporte demuestran mayor predisposición a la alegría y mejor humor cuando se ejercitan con regularidad.
  • Permite mayor relajación. Eso genera menor tensión nerviosa, disminuye el estrés y optimiza el sueño.
  • Permite mejor coordinación, equilibrio y flexibilidad en el cuerpo. De esa manera se reducen los riesgos de caídas accidentales.
  • Da más energía, vitalidad y control sobre movimientos y acciones. En general, se percibe una permanente sensación de bienestar y, por tanto, de juventud.
  • Logra mejorar la autoestima. Eso permite tener mejor imagen de uno mismo.
  • Mejora la creatividad. A su vez, ayuda a aumentar la productividad en el trabajo”.

Tiene razón mi amigo Gary. Me voy, cuídense.