Es muy importante no dejar de hacer deportes (César Grados / GEC)
Es muy importante no dejar de hacer deportes (César Grados / GEC)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un espectacular tacu tacu con un churrasco encima, ajicito molido y un refresco de carambola. “María, se viven días de incertidumbre en el país, la crisis política ha generado que el dólar se dispare y esto encarece los alimentos, medicinas y combustible.

Encima, la delincuencia se está desbordando y cada día vemos más ataques de estos miserables ‘marcas’ que asaltan sin piedad. Me dio mucha pena la muerte del joven , de solo 25 años, que estaba en una cúster y quiso escapar del asalto de unos feroces delincuentes que le dispararon en la cabeza.

Ojalá capturen pronto a esos asesinos. Pero no debemos dejar que estas cosas nos malogren la existencia. Y aún más con la, que ha causado miles de muertes. Hay gente que cree que el virus ya se fue, pero lo cierto es que está entre nosotros, y esa variante Delta puede ser más contagiosa.

Debemos ser cuidadosos y evitar llevar este peligroso mal a casa, porque puede afectar a nuestros seres queridos, especialmente a los más vulnerables, como son nuestros padres y abuelos. Pero ante todo ello es importante tener una actitud positiva. Algunos consejos de expertos para lograrlo:

Relájate y respira profundo. No te preocupes demasiado si algo te salió mal o te sientes un poco triste. Cálmate y concéntrate en la respiración. Los métodos de relajación ayudan a deshacerse de los pensamientos negativos.

Mira el lado positivo. En la vida no todos los momentos son buenos. El secreto está en aceptar los hechos que son irremediables sin frustración ni enojo desmedido. Una reacción emotiva descontrolada o negativa, ante un momento duro, es muestra de debilidad y fracaso. Mantente sereno, controla tus emociones.

No te pongas a comparar. Debes ser tú mismo. Las comparaciones e idealizaciones de cómo deberías ser tú y de cómo deberían ser las cosas son perjudiciales para tu salud mental y autoestima.

Vive el presente. Evita pensar demasiado sobre lo que debes hacer en el futuro, pues no podrás disfrutar del hoy.

Muévete. Practica deporte, haz alguna actividad física, recrea tu mente a través del baile o de un paseo por el parque. Así elevarás tu adrenalina y serotonina, con lo que mejorarás tu optimismo.

No descuides tu imagen. Si te ves bien, te sentirás bien. Cuidar tu aspecto te hará sentir renovado y te ayudará a romper el círculo cerrado del pesimismo. Cambia de imagen de vez en cuando”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: