La Victoria junto a San Juan de Lurigancho, Callao y Comas figuran entre los distritos donde se cometen mayor cantidad de delitos dentro de la misma área de residencia. (Foto: Archivo GEC)
La Victoria junto a San Juan de Lurigancho, Callao y Comas figuran entre los distritos donde se cometen mayor cantidad de delitos dentro de la misma área de residencia. (Foto: Archivo GEC)

El fotógrafo Gary llegó a buscarme al restaurante junto a su reportero estrella, el gigantón ‘Barney’. Ambos trabajan en feriados y me dicen que ya están acostumbrados. Se pidieron un piqueo criollo con olluquito, ají de gallina, arroz con pollo y cebiche.

“María -me dijo Barney-, nos tocó cubrir el caso de la prestamista Milagros Conde Cribilleros, de San Juan de Lurigancho, quien denunció que la mafia del temible delincuente ‘Loco Aroni’ arrojó una granada de guerra en su vivienda porque se negó a pagar 25 mil soles. Una vecina le avisó del artefacto explosivo y llegaron los especialistas de la policía, quienes aseguraron que se trataba de una granada tipo piña, la cual hicieron detonar. La víctima no es una persona adinerada, tiene varios mototaxis y desde un tiempo presta dinero, es una mujer trabajadora que lucha por sacar adelante a su familia. Es indignante lo que le está pasando, Las autoridades deben darle seguridad inmediata. Como se recuerda, ‘Loco’ Aroni es el cabecilla de ‘Los Malditos de Bayóvar’, banda dedicada a la extorsión y sicariato.

Fue involucrado en el crimen del hijo del exalcalde de ese distrito, Carlos Burgos. María, hasta hace algunos años los peruanos reclamaban, mayoritariamente, por más trabajo, mejores sueldos y un eficiente transporte público.

Hoy, el clamor general es frenar la delincuencia que aterroriza y provoca muertes casi todos los días. Hasta salir a comer en familia se ha convertido en un peligro mortal, pues bandas de ladrones entran a los restaurantes a balazos. No faltan los falsos taxistas, gavillas de ‘robacasas’ y otras lacras.

Nunca está de más insistir en algunos consejos de seguridad que hasta podrían salvarnos la vida:

  • Fíjese en las personas alrededor al momento de retirar el dinero de cajeros y bancos. Note si hay motos cerca o carros con lunas polarizadas. No tome taxis estacionados en el lugar, pues podrían ser ‘marcas’.
  • Trate de tomar taxis formales o de conocidos. Si toma uno de la calle, mande a alguien de su confianza, por mensaje de texto, WhatsApp u otro medio, la foto del auto o el número de la placa. No duerma en el viaje y esté alerta.
  • Evite estacionar su vehículo en la vía pública. Elija las playas de estacionamiento.
  • Si está en la calle, restaurante o cualquier otro lugar abierto, esté siempre atento y cuide sus pertenencias, que debe vigilar siempre. Si va con niños, llévelos de la mano delante de usted, no los jale ni arrastre. Si hay mucha gente, cárguelos.
  • Si es víctima de asalto, no oponga resistencia. Enfrentar a los pillos podría costarle la vida”.

Pucha, mi amigo Gary tiene mucha razón. La inseguridad debe ser combatida y el gobierno no tiene cómo frenarla.

Me voy muy preocupada, cuídense.