Andrea Llosa y Mendocha

El fotógrafo Gary habla con María sobre el querido periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha, quien se reencontró con Andrea Llosa .

Andrea Llosa

Andrea Llosa y Mendocha.

Andrea Llosa y Mendocha.

Más sobre:

Andrea Llosa

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por su rico plato de arroz con frijoles castilla y seco de cabrito. Para la sed, pidió una jarra de agua de manzana heladita. “María, llegó a la Redacción mi amigo, el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha. “En los estudios de ATV, me reencontré con la guapa y corajuda periodista Andrea Llosa , la voz de la mujer maltratada. Me recibió suavecita, con una amplia sonrisa, y recordamos sus duros inicios.
Me confesó que de pequeña fue terrible. Jugaba con su carrito de madera y a las bolitas. Se sentía un chibolo y gozaba ganándole a los chicos de su barrio. Estudió Turismo, Educación Inicial, hasta que don Teobaldo, su papá, que era militar, la cuadró: ‘Hijita, decídete, ya verás qué haces con tu vida’. Fue ahí cuando asomó su vena periodística. Fue redactora de calle. La conocí ansiosa por conseguir noticias, con alborotado pelo ondulado. Apoyó a una niña ambulante, que caminaba en sayonaras, comprándole un pastel de limón y presurosa se fue al suplemento ‘Dominical’, donde escribía crónicas con ironía de viudas que lloraban a los esposos.

Después, su amiga Rosa Vallejos le pasó la voz para trabajar en Panamericana Televisión. Volando en moto se presentó y trascendió en ‘Reportajes’.

Su alma solidaria la llevó a hacer entrevistas de situaciones marginales y sociales. Hasta llegó a disfrazarse de prostituta.
Implacable, se metía a zonas ‘picantes’. En Chimbote, pandilleros juveniles, con pistola en mano, le pegaron y casi la matan. El reportaje salió al aire y la tranquilidad reinó en el barrio de los pescadores. Así apareció la periodista de raza.

En una ‘Teletón’, vestía un ceñido polito y atraía miradas. Un muchacho quedó impactado al verla con la latita en mano. Le bastó juntar las cejas y el curioso, con los dedos temblando, colaboró con varias monedas.

Andrea Llosa lanza ‘Lo que callamos a gritos’.

Se pone pico a pico con el agresor. Baña con su confianza a la madre sufrida y la protección a los niños. Por eso, entendí cuando se quebró en el final feliz de un intenso caso real a través de su emblemático programa ‘Nunca más’.

De sus ojos salen corazones al hablar de su esposo y asegura que él manda en casa. Como madre íntegra, adora a sus hijos. Los domingos cocina rico para desestresarse’”. Pucha, el señor Malcom siempre junto a grandes personajes. Me voy, cuídense.

Ir a portada