Los antivalores

La Seño María y el fotógrafo Gary hablan de los antivalores, que son todo lo contrario y causan desprestigio, rechazo y antipatías y que estuvieron presente en la última campaña electoral.

Racismo

Los antivalores que debemos desterrar.

Los antivalores que debemos desterrar.

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary se apareció con hambre en el restaurante y pidió su rocoto relleno de entrada y escabeche de pescado, con su jarrita de agua de manzana.

María, si bien los valores son principios, virtudes o cualidades que permiten que una persona sea digna, apreciada y respetada, también existen los antivalores, que son todo lo contrario y causan desprestigio, rechazo y antipatías. Los antivalores también se notaron claramente en la última campaña electoral e influyeron en los votos.

Por ejemplo, Daniel Urresti estuvo despectivo con un sector de la prensa y, antes de la sentencia, afirmó que si lo absolvían en el juicio por el asesinato del periodista Hugo Bustíos, prácticamente ya era alcalde. Su soberbia le rebotó en la cara, pues lo declararon inocente, pero no salió elegido.

Por su parte, Renzo Reggiardo y Ricardo Belmont se creían ganadores porque iban primeros en las encuestas, a tal punto que, inicialmente, no aceptaron debatir y despreciaron a sus rivales que sí asistirían.

Los resultados de esa actitud ya los conocemos. En las campañas electorales también se dan casos de traición, egoísmo, envidia, irrespeto y arrogancia, entre otros antivalores. Todos debemos evitar estas conductas negativas y dañinas.

Racismo. Es la discriminación y el prejuicio hacia una persona basada en su raza o grupo étnico.

Egoísmo. Significa anteponer las necesidades de uno mismo, sin ninguna preocupación o consideración por los demás.

Hipocresía. Es actuar con falsedad y mostrar sentimientos o actitudes contrarias a lo que se piensa.

Deshonestidad. Ausencia de integridad al tratar sobre las cosas que les pertenecen a otros. Se engaña con la intención de obtener algún beneficio.

Hostilidad. Lleva a obrar con aversión y de manera agresiva, ya sea física o verbal, contra una persona.

Traición. Quebranta la fidelidad o lealtad que se debe guardar a alguien.

Injusticia. Cuando se lanzan falsas acusaciones o se niegan los merecimientos a una persona.

Soberbia. Sentimiento de superioridad que causa un trato distante o despreciativo hacia los demás.

Intransigencia. Se da en las personas cuando no aceptan el comportamiento, las opiniones ajenas o ideas distintas de las propias.

Arrogancia. El individuo se siente superior y con un orgullo excesivo, lo cual lo lleva a exigir desmedidos privilegios y reconocimiento”. Mi amigo Gary tiene razón, hay gente que ‘pisa huevos’ y no tiene buenos sentimientos. Me voy, cuídense.

Ir a portada