‘Cachín’ y Mendocha

El fotógrafo Gary la cuenta a la Seño María la última del gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha.

‘Cachín’ y Mendocha

‘Cachín’ y Mendocha

‘Cachín’ y Mendocha

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por su rico estofado de pollo parte pierna con papitas, zanahorias, pasas y arroz bien graneadito. Para tomar se pidió una jarrita de limonada al tiempo. “María, vino a visitarme a la Redacción el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha. Estaba muy elegante y con un peinado que me hizo acordar a ‘Fonsi’, de ‘Días Felices’. De inmediato me contó de su divertido encuentro con Carlos ‘Cachín’ Alcántara, del recordado ‘Pataclaun’. ‘¡No me voy a bañar hasta que la selección vaya al Mundial!’, gritaba en el programa que hizo reír al Perú entero. Compartía escenario con Johanna San Miguel, ‘Queca’, quien tras la clasificación de Perú a Rusia 2018 le dijo: ‘Ahora te va a faltar pulitón para que te bañes’. El buen ‘Cachín’ cumplió la promesa con video incluido. Asistí al estreno de su imbatible película ‘Asu mare’, en el Cineplanet Alcázar, y morí de risa. Caminando por el óvalo Gutiérrez, ‘Cachín’ me confesó: ‘Esta peli es el añorado homenaje a mi viejita ‘Chabelita’, quien sacó adelante a sus hijos hombres. Fue brava, pero amorosa’. Vio a un lavador de carros y le dio el abrazo del alma. Era un amigo de infancia, de su entrañable barrio en la Unidad Vecinal de Mirones, y evocó los días de sus andanzas. Al finalizar, se despidió dándole buena propina.

‘Asu mare’ empezó con su primer show personal en el antiguo bar ‘Satchmo’, en Miraflores. Enterado de mi amistad con Augusto Ferrando, en camarines relató: ‘Mientras mamá tejía con palitos, veíamos ‘Trampolín a la fama’ en un televisor en blanco y negro. Ella quería que vaya al concurso y que gane una cocina Surge’. Para prepararse, ‘Cachín’ se metía al baño imitando al gran Raphael, cantando ‘Digan lo que digan’. En momentos de esplendor con ‘La Gran Sangre’, al ver jugar fulbito a niños en la calle, se puso a dominar pelota. Corrió a la bodega y les compró gaseosas y frutas. Ahí, nostálgico, recordó cuando lo sacaron del equipo ‘calichín’ del Deportivo Municipal. Su vena histriónica es inagotable y es bueno como el pan. Se llenó de amor junto a su guapa esposa y escudera Jossie. Con inmensa ternura, logró tocar guitarra al compás de la batería de su hijo Lorenzo. Vendió electrodomésticos en la Feria del Hogar. Ahora, regala su incalculable y fino humor. Es un héroe de barrio”. Pucha, el señor Mendocha siempre se codea con personajes que dan alegría al país. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada