Candidatos delincuentes

Gary y María conversan sobre la apatía de la población por las próximas elecciones regionales y municipales.

la seño maria

Gary y María conversan sobre las próximas elecciones municipales y regionales.

Gary y María conversan sobre las próximas elecciones municipales y regionales.

Redacción Trome

Más sobre:

La Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un caldito de pollo con mollejas y corazoncitos para empezar bien el lunes. De segundo se pidió un arroz con pollo, presa grande y, para beber, una limonadita frozen. “María, en octubre próximo serán las elecciones regionales y municipales en nuestro país, pero a nadie parece importarle. Todos estamos felices con la fiebre del Mundial de Rusia. Convendría comenzar a preocuparnos por el tema. Los peruanos nos lamentamos siempre de nuestras malas autoridades. Congresistas ‘mochadores de sueldos’, estafadores, espías, plagiadores y hasta embarrados con el narcotráfico. Alcaldes y gobernadores regionales andan prófugos o condenados por estafa, por recibir coimas o por levantarse en peso los municipios y gobiernos regionales. Pero no nos quejemos. A esas pésimas autoridades las elegimos los mismos ciudadanos. ¡Nosotros somos los culpables de que estén allí! Basta que un candidato invierta fuertes sumas en regalar almanaques y gorritas con su nombre o que recorra los barrios prometiendo lo que se le ocurra para que tenga grandes chances de ganar. No importa si es un ignorante, incapaz o delincuente.

Los electores votan casi siempre por quien llegó a su barrio asegurando que les pondrá una pista o veredas, o que les arreglará el parque o les dará títulos de propiedad a los habitantes de un asentamiento humano. ¡Les creen como si los conocieran! Hablemos claro, en los últimos años, gran parte de los personajes que buscan llegar a una alcaldía o gobierno regional tienen el objetivo de volverse millonarios. Algunos son financiados por bandas criminales y hasta narcotraficantes, y cuando ganan es la peor desgracia porque se dedican a robar, a aprovecharse del poder para apropiarse de terrenos, extorsionar, hacer jugosos contratos con el Estado y hasta a matar rivales. El alcalde de Chilca, Richard Ramos, fue capturado por la policía como presunto cabecilla de la banda ‘Los Rucos’. El Ministerio Público señala que estaba dedicada al tráfico de terrenos, extorsión y sicariato. Ramos, apodado ‘Colita’, de albañil pasó a llevar vida de millonario de la noche a la mañana. El burgomaestre de Villa María del Triunfo, Ángel Chilingano, también fue apresado, sindicado como jefe de ‘Los Topos de Lima Sur’, organización que extorsionaba y cobraba cupos a empresarios y transportistas. Este alcalde, así como el del balneario de Santa Rosa, Carlos Arce, y el de San Bartolo, Jorge Luis Barthelmess, quienes también fueron capturados por la policía acusados de actos de corrupción, pertenecen a las filas de Solidaridad Nacional. Estos son solo algunos ejemplos de los muchos casos existentes en todo el país. Si no queremos malas autoridades, dediquemos un tiempo para averiguar el pasado, los antecedentes de los candidatos. Es nuestra obligación como ciudadanos. No demos nuestro voto a un delincuente, porque después lo pagaremos todos, especialmente nuestros hijos”. Tiene mucha razón mi amigo Gary. Me voy, cuídense.

Ir a portada