Carlos Hualpa: caso debe servir para que las autoridades tomen en serio la violencia contra la mujer

Gary y María comentan sobre el ataque emprendido contra Eyvi Ágreda por parte de, según confesó,  Carlos Hualpa .

Miraflores: Carlos Javier Hualpa Vacas no recibirá ningún beneficio tras acogerse a la confesión sincera
Miraflores: Carlos Javier Hualpa Vacas no recibirá ningún beneficio tras acogerse a la confesión sincera
Miraflores: Carlos Javier Hualpa Vacas no recibirá ningún beneficio tras acogerse a la confesión sincera

Más sobre:

Ni una menos

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un chaufita de mariscos con cebollita china picada, pimientos cortados en tiritas, langostinos, rocotito y, para tomar, una chicha morada al tiempo.

“María, el caso que ha conmovido a toda la población es el brutal y salvaje ataque de Carlos Hualpa contra la joven Eyvi Ágreda en un bus, en Miraflores. Creo que esto debe servir para que las autoridades tomen en serio éste espiral de violencia contra la mujer. Es evidente que hay muchas formas de violencia . Pero el maltratador, antes de llegar a las golpizas, casi siempre ejerce un daño psicológico, desde el inicio de la relación, el cual busca convertir a la mujer en una persona insegura y llena de miedo. Por eso, es importante identificar todo lo que es maltrato desde el principio, para no llegar después a situaciones graves.
A nivel psicológico, se considera maltrato :
- Los insultos.

- Falta de respeto.

- Menospreciar a la mujer o su opinión, especialmente delante de otros.

- Críticas a la familia de la víctima.

- Control excesivo de todo lo que hace o no hace.

- Críticas negativas al físico de la mujer: ‘Estás gorda, eres fea, no sé cómo me fijé en ti’.

- No permitir que tenga relación o amistad con otras personas, a veces incluso la familia.

Carlos Hualpa Vacas rompe en llanto en audiencia de prisión preventiva en su contra

Luego, llega la etapa de las agresiones físicas. Pero al comienzo no son palizas, sino ‘pequeños’ ataques como:
- Pellizcos dolorosos.

- Jalones de pelo.

- Empujones.

- Zarandeos.

- Cachetadas.

- Golpear algún objeto mirando fijamente a la víctima, como diciéndole ‘a ti es a quien quería golpear’.

- Forzar o presionar para tener sexo.

Es importante identificar estos maltratos para frenarlos a tiempo, pues lo que sigue después son las agresiones violentas, que pueden acabar en asesinato, como vemos casi siempre. Los especialistas recomiendan poner fin a la relación en las etapas ‘previas’ de las humillaciones, faltas de respeto y empujones, antes de llegar a las palizas. Pero si una mujer es víctima de golpizas, debe denunciar al abusador cuanto antes y separarse. Si vemos que alguna mujer es víctima de abusos, hay que dar aviso, no podemos dejarla sola, pues la vida y seguridad de ella y sus hijos pueden correr peligro. En el caso de Eyvi, quien está luchando por su vida, ella sufría acoso de este miserable, pues nunca tuvieron una relación. Eso también hay que denunciarlo”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada