‘El Cholo’ Sotil y Mendocha

El fotógrafo Gary le cuenta a la Seño María sobre cómo el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha conoció al mítico exfutbolista peruano Hugo Sotil.

‘El Cholo’ Sotil y Mendocha

‘El Cholo’ Sotil y Mendocha

‘El Cholo’ Sotil y Mendocha

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un plato grande de frejoles castilla con una cachemita apanada encima y ensalada fresca con rocotito molido. Para calmar la sed, pidió una jarra de agua de manzana. “María, llegó elegantemente vestido a la Redacción mi amigo, el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha. Anda emocionado por el regreso de Perú a un Mundial. Tras un largo suspiro me contó: ‘Como promotor de Sono Radio, agasajé a los históricos campeones de la Copa América 75, entre ellos, al querido Hugo ‘Cholo’ Sotil. Les entregué el ¡Disco de Oro! de la polca ‘Perú campeón’.

El ‘Cholo’ Luis Abanto Morales, quien se encontraba grabando bastante entusiasmado, paró la música y fue al encuentro del crack iqueño. Hicieron un hermoso dúo con el ‘Cholo soy’. Al terminar se abrazaron fuertemente y terminaron con los ojos humedecidos.

Parco y tímido, pero generoso, fuimos a un campeonato de fulbito en la canchita ‘Divino Maestro’, en La Victoria. Sentado con sus zapatillas de tela y pegado a un vendedor del Mercado Mayorista, me contó: ‘El entrenador del Barcelona, Rinus Michels, no me dio permiso para jugar la Copa América. Entonces me escapé de la concentración. Tomé un vuelo a Venezuela y llegué de noche al entrenamiento de mi selección’. Ese día le regaló a sus compañeros preciosos relojes con la insignia del equipo español. Con su imborrable gol frente a Colombia, alzamos el trofeo continental.
Junto con Lorenzo Palacios, ‘Papá Chacalón’, y el ‘Cholo’ Sotil, apoyamos la inauguración de una posta médica en El Agustino. Ahí se escuchó el himno ‘Soy muchacho provinciano’ y una vecina le dijo: ‘Cuando Chacalón canta, bajan los cerros’. El mundialista se animó y dio unos pasitos, apuntando sus dedos índices al cielo.

Tomó un taxi que parecía una lancha y el chofer le susurró: ‘Maestrito, debe extrañar el rico Ferrari que le regaló el Barza. No le voy a cobrar porque soy aliancista’.

En la exposición fotográfica ‘Mundialistas’, del parque Kennedy, en Miraflores, lucía un elegante terno marrón y gorrito francés. Me señaló la foto donde era paseado en hombros por el estadio León, en el Mundial México 70, luego de ganarle a Bulgaria. El genial mediocampista, con la 10 del cuadro catalán, enmudeció el ‘Santiago Bernabéu’ anotando el quinto tanto en la goleada al Real Madrid. Por su imparable habilidad con la pelota, humildad y amor a la Blanquirroja, perdura en el corazón del pueblo’”. Pucha, el señor Mendocha siempre junto a los grandes. Me voy, cuídense. Chau.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada