Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

El ‘Clan Calígula’

El fotógrafo Gary acudió temprano al diario y encontró al legendario periodista de policiales 'El Sonámbulo' preparando una charla magistral sobre el caso 'Calígula'.

Seño María

'Calígula'

Fernando de Romaña Azalde, el tristemente célebre 'Calígula'

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por su caldito de choros y un arroz con mariscos. Para tomar, se pidió una jarrita de emoliente con cebada. “María, llegué temprano al diario y me encontré con el legendario periodista de Policiales, ‘El Sonámbulo’. Estaba preparando una charla magistral sobre uno de los más complicados casos policiales de las últimas décadas. Fue el del llamado ‘Clan Calígula’, que aunque no lo crean empezó con la muerte de Fernando ‘Calígula’ de Romaña Azalde y su amigo Julio ‘Chato’ Domínguez Barsallo, en febrero de 1992.

A ‘Calígula’ lo dejaron tirado en la carretera de Cieneguilla a Huarochirí con tres tiros en la cabeza. Al ‘Chato’ lo abandonaron dentro del auto que alquilaban en Monterrico con un balazo en el ojo. El caso tuvo tanta repercusión en los medios que hasta se hizo una serie de TV llamada ‘El ángel vengador’, donde Julián Legaspi encarnó a ‘Calígula’ y nunca pudo quitarse el personaje de encima.

LOS ASESINATOS: Febrero de 1992. Fernando y el ‘Chato’ Domínguez justificaban sus lujos y vida de diversión aparentando ser vendedores de autos de alta gama. Así cubrió la noticia de su muerte el diario decano. Pero al encontrar en su bolsillo 400 dólares y un reloj de lujo en su muñeca, los detectives asumieron que era un ajuste de cuentas.

NACE LA LEYENDA ‘CALÍGULA’: Marzo de 1992. Comenzaron a publicar investigaciones de la policía que sindicaban a ‘Calígula’ como jefe de una mafia que organizaba orgías sexuales con chicas de alta sociedad, a las que filmaban y luego enviaban las cintas a sus padres, para que pagaran grandes sumas y así evitar su difusión. Había dos hipótesis policiales: que una de las víctimas era hija de un italiano que los citó para pagarles y les mandó sicarios. Y la otra, que fue un asunto de narcotráfico, pues De Romaña tenía mucho dinero, pero ‘nunca vendió ni un carro’.

APARECE MANNARELLI: Marzo de 1992. Un jovencito que se había hecho famoso por un comercial de una gaseosa, Luis Mannarelli Rachitoff, es capturado por la policía, que lo sindica como integrante del clan que grababa a las chicas. Fue él quien habló, por primera vez, que había ‘Un ángel vengador’ que habría asesinado a sus amigos. Lo acusan de ser cómplice del robo de 900 mil dólares a una viuda millonaria en San Isidro, y lo atrapan en Iquitos, cuando pretendía fugar a Brasil, con pasaporte argentino falso.

‘JANO’, ¿El ÁNGEL VENGADOR?: 1 de noviembre de 1993. La hermana de Fernando de Romaña denuncia que Alejandro González Ramírez, ‘Jano’, robó libretas y videos de las orgías al día siguiente de la muerte de su hermano. Horacio Puccio, miembro del clan, lo acusa de asesinar a sus amigos, porque lo ‘cerraron’ con un paquete de droga de 15 mil dólares y la policía le atribuye el doble asesinato y va preso. Mientras figuras de la televisión, como la ‘dalina’ Mónica Santa María, el cómico Raúl Beryón y hasta Susy Díaz van a rendir su manifestación sobre las fiestas de ‘Calígula”. Pucha, ese señor ‘El Sonámbulo’ cubrió crímenes legendarios. Me voy, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada