Cuidado con rateros

La Seño María y el fotógrafo Gary dejan unos consejitos para evitar ser víctimas de delincuentes

Lurín delincuencia

Asaltantes fueron capturados por la Policía. (Fotos: Trome/Joseph Ángeles)

Asaltantes fueron capturados por la Policía. (Fotos: Trome/Joseph Ángeles)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su seco de cordero con yucas sancochadas y su jarrita de refresco de carambola.

“María, el otro día, en San Juan de Miraflores, asaltaron una casa donde varias mujeres reunían los 50 mil soles de una ‘junta’ mensual. Una de ellas se armó de valor y se prendió de uno de los ladrones, que estaba encapuchado, hasta hacerlo caer al suelo.

Las otras se le fueron encima, lo atraparon y le sacaron el pasamontañas. Se dieron con una gran sorpresa, pues el delincuente resultó ser el esposo de una de las socias de la ‘junta’.

El último domingo, en San Martín de Porres, otros ladrones aprovecharon que una familia había salido a una reunión y, luego de ingresar forzando la puerta, rebuscaron por todos los rincones para apoderarse de los 10 mil soles destinados al pago de la maestría de una joven, además de joyas y otras cosas de valor. Sabían que en la vivienda había una fuerte cantidad de dinero.

A la cantante folclórica Rosita de Espinar también le robaron más de 100 mil soles y sus instrumentos musicales de su casa y ella sospecha que su propia expareja le dio el dato a la banda. Ocurre que muchas personas se confían demasiado y no mantienen en reserva información sobre pagos, cobranzas y otros movimientos financieros. Malos amigos, vecinos y hasta familiares pueden ser cómplices de los delincuentes.

Aquí te dejo unos consejitos para evitar estos dolores de cabeza.

- No divulgues nada sobre tus nuevas compras o todos los bienes que posees en el hogar, a menos que sea con alguien de mucha confianza.

- Mantén en reserva toda información referida a transacciones económicas, como pagos, cobranzas, adquisiciones y otros.

- Procura no realizar tus pagos en efectivo, sino con transferencias interbancarias o mediante la tarjeta.

- Si tienes la necesidad de llevar gran cantidad de dinero a casa, no se lo digas a nadie, salvo a las personas en las que tengas confianza absoluta.

- No guardes dinero bajo el colchón, pues además de correr el riesgo de que pierda valor, podría ser objeto de la codicia de los delincuentes.

- Orienta a tu familia sobre los temas de seguridad. Que todos en casa estén informados sobre las modalidades utilizadas por los ladrones.

- Lleva contigo solo la cantidad de dinero suficiente para tus gastos. Ahora ningún lugar es seguro.

- Refuerza las puertas y ventanas de tu casa. Cuando sales de viaje, deja a algún familiar al cuidado o pídele a un vecino de confianza que esté atento a cualquier movimiento extraño”. Tiene razón mi amigo Gary. Me voy, cuídense.

Ir a portada