Come sano y vive bien

El fotógrafo Gary conversa con la Seño María sobre la importancia de tener una alimentación sana, que es primordial para la buena salud y significa mejor calidad de vida.

Come sano y vive bien

Come sano y vive bien

Come sano y vive bien

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un escabeche de bonito con cebollas crocantitas, arroz blanco graneadito, rocoto molido y una chicha morada friecita.

María, tener una alimentación sana es primordial para la buena salud, lo que significa mejor calidad de vida. Una persona sana es productiva para su familia y el país porque puede trabajar, no genera gastos al Estado ni a los suyos por tratamientos médicos (que pueden ser muy costosos y hasta arruinar a una familia), puede estar más tiempo al lado de sus seres queridos, cuidándolos y disfrutándolos, guiando a sus hijos, dándoles educación y amor. Por eso, los expertos en nutrición coinciden en que es positivo que el Gobierno haya aprobado el regreso de las ‘advertencias octogonales’ para que vayan impresas en los productos alimenticios, con lo que el público podrá saber de forma clara si son altos en grasas saturadas, sodio o azúcar. Pero de nada servirán esos símbolos y otras medidas que se puedan tomar si cada uno no toma conciencia y actúa de forma irresponsable. Algunos consejos:

* Coma alimentos variados. El cuerpo necesita más de 40 nutrientes distintos y ningún alimento por sí solo los proporciona todos.
* Consuma pan, pastas, arroz, papas y cereales. Muchos los dejan de lado por temor a engordar. Pero más o menos el 60 por ciento de las calorías deben venir de estos alimentos. Lo mejor sería, además, aumentar la ingesta de fibra.
* Aliméntese con varias frutas y verduras porque aportan importantes nutrientes protectores. Lo ideal sería comer por lo menos cinco raciones al día.
* Si le gustan los alimentos ricos en grasas y se siente mal por dejarlos de lado, entonces no lo haga, pero reduzca las cantidades que comerá. Elija otros, además, como las verduras, que le den equilibrio.
* No hay alimentos ‘buenos’ o ‘malos’, solo planes alimentarios buenos o malos.
* Mantenga el peso adecuado. El exceso de grasa aparece cuando se ingieren más calorías de las que se necesitan.
* Coma de forma moderada. Se trata de reducir las porciones de alimentos, no de eliminarlas.
* No se salte las comidas. Sobre todo el desayuno, porque podría causar sensación de hambre descontrolada, lo que le haría comer en exceso.
* Beba bastante líquido. Es necesario que tome agua, pero también otras bebidas, pues la variedad es saludable y agradable.
* Haga ejercicios de forma regular. Ayuda a quemar las calorías que sobran. También es beneficioso para el corazón y el sistema circulatorio”. Mi amigo Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada