Cuidado con los celulares

El fotógrafo Gary conversa con la Seño María y le da algunos consejos para emplear la tecnología de forma responsable y de manera segura.

Cuidado con los celulares

Cuidado con los celulares

Cuidado con los celulares

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un menestrón con carne de res suavecita, papas, fideos canuto y, para tomar, una manzanilla al tiempo. “María , me sorprende ver por las calles a muchas personas, la gran mayoría jóvenes, que andan concentrados en la música que escuchan con sus auriculares, hablando por teléfono o chateando. Ni siquiera son capaces de mirar a un lado y al otro de la vía antes de cruzarla, para evitar ser atropellados. Actitudes como esas son muy peligrosas, pues además, ante tanta delincuencia, es como ‘regalarse’ con lacito y todo a los rateros que fácilmente les arrebatarán sus aparatitos. Algunos consejos para emplear la tecnología de forma responsable y de manera segura:

* Cuando estés en la vía pública, evita sacar tu teléfono porque podrías ser víctima de los delincuentes. Si vas a hacer o recibir una llamada, mira alrededor y busca un lugar seguro. No te dejes sorprender fácilmente.
* Si vas a cruzar la pista, concéntrate, pues no olvides que sobre ella transitan vehículos motorizados que podrían atropellarte. Sácate los auriculares de los oídos, no te distraigas con el teléfono, ya sea hablando o escribiendo mensajes.
* Si manejas un vehículo, de ninguna manera te distraigas con el smartphone. Si necesitas usarlo, estaciónate en un lugar adecuado, sin interrumpir el tránsito, y habla rápido.
* En una reunión, ya sea con amigos, la familia o por trabajo, no cometas el error de pasártela hablando por teléfono o chateando. Es de muy mala educación ignorar a los presentes.
* No grites. En promedio las personas hablan tres veces más fuerte cuando están al teléfono, así que ten mucho cuidado. Busca un lugar privado y conversa con calma.
* Evita dar el smartphone a los niños. Si se la pasan sentados, limitas su desarrollo físico y académico, puedes ocasionarles obesidad, alterar su sueño y hasta causarles ansiedad y depresión. También se pueden volver agresivos, tener problemas de atención y o de adicción.
* Conversa con tus hijos de lo perjudicial que puede ser para ellos el uso de las pantallas electrónicas, principalmente si son menores de 12 años. Establece lazos de confianza y comunicación con tus pequeños. Enséñales a divertirse de otras maneras.
* Recuerda que las personas debemos controlar la tecnología, y no al revés. Deja el teléfono u otro aparato tecnológico y conversa más con tu familia, con tus amigos. Míralos a la cara, dales la atención que se merecen”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook , Twitter , y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada