No dejes de seguir estos importantes consejos.
No dejes de seguir estos importantes consejos.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un puré de papas con una pechuga de pollo doradita y, para tomar, una chicha fresquecita. “María, yo que siempre acompaño a los tigres de Policiales del periódico en sus diversas comisiones y he visto todo tipo de delitos, pocas cosas me pueden sorprender.

Sin embargo, sí me llama la atención y preocupa el alarmante aumento en los últimos meses de robos, asaltos y sobre todo de los delitos cibernéticos,

También están los clonadores de tarjetas, quienes, con diferentes técnicas, entran a tus cuentas y se llevan todo. Por eso, bien vale tomar algunas precauciones que eviten que nos convirtamos en las próximas víctimas.

  • Cuidado con los mensajes de texto. Una modalidad es mandar un mensaje señalando algún problema en la cuenta bancaria del usuario, por lo que le mandan un link al que le piden ingresar. Esta página es idéntica a la del banco, con el logotipo, tipo de letra y otros elementos de seguridad como el contador de tiempo. Entonces, la víctima se confía y coloca su información, la que es recibida por los delincuentes, que robarán todo su dinero.
  • No abras links que lleguen por SMS y pidan tu información. Asegúrate de que ingresas a las páginas oficiales digitándolas tú mismo. No hagas clic en los links que te envíen.
  • Las redes sociales. Ten cuidado con lo que publicas, pues cualquiera puede ver esa información y los delincuentes podrían investigar quién eres, quiénes son tus amigos y qué haces. Revisa tu lista de contactos de forma periódica para evitar tener personas que no conoces.
  • Instala un buen programa de seguridad en tu computadora. Debes ser bastante cauteloso con los correos que abres y no entrar a enlaces sospechosos.
  • Siempre atento. Revisa tus cuentas de forma periódica y mira si hay movimientos que tú no hayas hecho. Si ves algo raro, comunícate con el banco para evitar más pérdidas.
  • No grabes tus claves. Ni en tu computadora ni en el celular, pues podrían robarte estos equipos y acceder a todas tus cuentas.
  • Cubre tu contraseña. Cada vez que pases tu tarjeta en el cajero automático o en un POS, al momento de digitar tus claves cubre el teclado con una mano, pues aunque no haya nadie cerca, alguna cámara podría estar grabando todo.
  • No cargues tus tarjetas. Si te roban se las llevarán y podrán usarlas de formas que no podemos ni imaginar. Guárdalas bien en casa y solo sácalas cuando debas usarlas”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

MÁS INFORMACIÓN: