Cuídese del fuerte sol

La Seño María y el fotógrafo Gary nos dan unos importantes consejos para tomar en cuenta si vamos a la playa.

Seño María

Es muy importante seguir estas recomendaciones en la playa.

Es muy importante seguir estas recomendaciones en la playa.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un tiradito tricolor de cachema y un tacu tacu con mariscos y rocotito molido. También se pidió una jarra de chicha morada heladita. “María, mis horarios, por mi labor de periodista, son muy complicados y es normal para mí trabajar sábados, domingos e incluso feriados. La gente se sorprende cuando les cuento que a veces hasta me tocó trabajar en Año Nuevo. A los que nos apasiona el periodismo, lo vemos como algo normal. Si hay un suceso importante, me gusta estar en el lugar de los hechos para dar a conocer la noticia, ahora en tiempo real, a través de trome.pe, y en la edición impresa al día siguiente.

Pero también hay que darse tiempo para relajar la mente y el espíritu. Ahora que estamos en pleno verano, cuando el sol sale con fuerza, se me alegra el corazón, pese a que sudo como loco. El verano es eso, sol, arena, mar y chicas lindas, que dan felicidad. Siempre que puedo, me voy al sur. Pero eso sí, tomando todas las precauciones del caso.

La primera es llevar bloqueador solar. En nuestro país, todavía muchos hombres se sienten ofendidos si alguien les dice que lo usen. Aunque parezca mentira, creen que es ‘cosa de mujeres y maricas’. Nada más tonto. Los peligrosos rayos ultravioleta hoy son más fuertes que hace unos años y exponerse a ellos, sin protección, es correr el riesgo de contraer el terrible cáncer de piel, que ya mató a muchas personas en el mundo. Pero es casi un crimen llevar niños a la playa sin ponerles bloqueador, pues su piel es mucho más delicada.

Así que hay que ir al dermatólogo para que nos recomiende el grado adecuado de protector. Debemos recordar que quienes son más claros, corren más peligro. Además, hay que usar ropa clara, sombreros y sombrillas. Otros peligros son las infecciones que en el agua se transmiten con mucha más facilidad, especialmente en las piscinas que no tienen la cantidad adecuada de cloro. Así, están la micosis (infecciones de piel), la otitis (de oído), gastroenteritis (diarreas) y la famosa conjuntivitis (de ojos). Por eso, es muy importante elegir bien adónde vamos a bañarnos.

Si ingresamos a una playa o piscina sucia, es casi seguro que contraeremos las enfermedades antes señaladas, que son las más comunes. Las piscinas aptas son las que tienen el certificado del Ministerio de Salud, así que solo debemos bañarnos en ellas. Además, es importante no ir con animales a piscinas ni playas, pues no se puede controlar que dejen restos de orina o fecales que causan muchas infecciones.

Tampoco se debe compartir objetos personales como las toallas y, si se tiene conjuntivitis, no asistir a playas ni piscinas. Si se lleva a niños, los padres deben verificar que los baños estén limpios, pues esos lugares son focos seguros de microbios. Y hay que lavarse las manos constantemente. Otra cosa muy importante es cuidar nuestras playas, llevemos nuestras bolsas para arrojar los desperdicios en un tacho.Hay demasiados cochinos que dejan botellas de vidrio, plásticos y hasta huesos de pollo y carne debajo de la arena. Increíble”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada