El fotógrafo Gary habla sobre el cuidado de las playas. (Foto: GEC).
El fotógrafo Gary habla sobre el cuidado de las playas. (Foto: GEC).

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un espectacular tallarín con pollo y papa a la huancaína para chuparse los dedos. Para tomar pidió una jarrita de jugo de naranja con hielo. “María, empezó la temporada veraniega y desde antes de la Navidad las han ido llenándose de gente que pugna por darse un chapuzón en el mar, a fin de aplacar el fuerte calor que ya se siente en el país.

MIRA: Fiestas de Año Nuevo

El domingo, día de Navidad, la gente no solo colmó la playa Agua Dulce y todas las de la Costa Verde, sino que hasta se metió a la pileta ornamental en la entrada depara usarla como piscina. Lo malo es que dejaron todo sucio, lleno de pañales, botellas de licor, cajas y restos de panetón. Para la próxima, la municipalidad debería poner más orden.

A medida que suba la temperatura y, aprovechando que los chicos están de vacaciones escolares, los balnearios se irán llenando de gente en busca de relajo. Lo único que se les pide es no ensuciar, cuidar el medio ambiente y ser empáticos con otros que también quieren disfrutar del mar y la arena.

MIRA: Por un Perú mejor

En ese sentido, los municipales deben evitar el ingreso de bebidas alcohólicas a las playas. Todos los años los distritos del litoral recogen toneladas de basura, especialmente los fines de semana, lo que aumenta los gastos. También inviertan en seguridad, pues siempre que hay gran cantidad de personas aparecen los ladrones que aprovechan un descuido para robar celulares, joyas y billeteras.

En los distritos del sur chico de Lima, como Punta Negra, San Bartolo o Punta Hermosa, el control es más estricto y, de esa manera, la población puede gozar sin problemas de los balnearios, en un ambiente de paz y limpieza. El respeto es lo primero y la empatía. Los papás debemos enseñarles a los niños a no ensuciar y no malograr el medio ambiente. A no botar basura a la calle y pensar en el prójimo.

  • Si vas a la playa con niños no los descuides. Pon siempre un ojo en ellos. No solo porque se los pueden llevar, sino que podrían ser arrastrados por las olas.
  • Si vas a meterte al mar, no tomes licor. Te puede dar un calambre y ahogarte.
  • Evita llevar comida a la playa. Es antihigiénico y molestas a los demás.
  • Cuida tus cosas. Los ladrones se disfrazan de bañistas y están atentos a llevarse tus pertenencias, especialmente celulares o billeteras.
  • No lleves a las mascotitas de la casa. Sufren mucho por el calor y la falta de hidratación, aparte que molestan a los demás.
  • Mantente atento a las banderas de los salvavidas que indican peligro (rojo) o que están bien (azul).
  • No te metas muy profundamente si no sabes nadar. Y obedece las indicaciones de los salvavidas.
  • Llévate todo el desperdicio que tengas”. Muy bien Gary. Me voy, cuídense. Cuide las playas.

TE PUEDE INTERESAR