Cuidemos las playas

La Seño María y el fotógrafo Gary nos brindan excelentes consejos para ir a la playa.

La Seño María

Cuidemos nuestras playas.

Cuidemos nuestras playas.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una milanesa de pollo con arrocito graneado, papas doradas, ensalada de tomate y, para la sed, un jugo de mango con cubitos de hielo. “María, este parece que será uno de los veranos más calurosos y miles de familias ya visitan las playas. El Perú es un país bendito, pues tiene más de tres mil kilómetros de línea de costa y cuenta con las playas más hermosas, algunas, verdaderos paraísos.

Sin embargo, es una lástima que mucha gente no sepa cuidarlas, pues las ensucian y las dejan peor que chiqueros. Parece que no fueran peruanos, sino habitantes de otros países que odian esta bendita tierra. Las playas son de todos y por eso tenemos el derecho de disfrutarlas y la obligación de cuidarlas. Algunos consejos para ir a la playa:

Elige las playas saludables. Para conocerlas, entra a la web ‘Verano Saludable’ del Ministerio de Salud.1 Fíjate si la playa que elegiste tiene salvavidas. Haz caso a las banderas. Si está la roja, no ingreses. Si es amarilla, entra con mucho cuidado. Si es verde, ingresa tranquilo, pero nunca te confíes.

Protégete con abundante bloqueador solar. Aplícalo especialmente a los niños. Usa sombrero de ala ancha. Las horas de mayor radiación son entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

No pierdas de vista a tus hijos y contrólalos siempre, para que no molesten a otros y por su misma seguridad.

Lleva algunos sánguches o bocaditos ligeros de comer y que estén refrigerados. Evita las mayonesas y el huevo, ya que se malogran fácilmente con el calor. Procura beber abundante agua.

Carga una bolsa grande y resistente para que deposites en ella tu basura y luego la coloques en los tachos respectivos.

No lleves mascotas, pues sufren con el calor y ensucian la arena y el mar con sus desechos. Si quieres llevarlas, busca aquellas playas que las permitan.

Si te provoca escuchar música, no la pongas a alto volumen. Ten consideración por los demás.

Vigila tus pertenencias si no quieres que te roben.

Entra al mar poco a poco, sobre todo si el agua está fría. No vayas al fondo, nada de forma paralela a la costa. Ten cuidado con las corrientes y rocas, pues las olas podrían llevarte y golpearte contra ellas.

Si vas a caminar por rocas, usa calzado apropiado, pues podrías pisar erizos que te lastimarán.

Si hay medusas, evita meterte al agua. Incluso ten cuidado al caminar por la arena porque allí también te pueden picar.

No publiques en tus redes sociales que irás o que estás en la playa, esa información puede ser usada por los ladrones de casas”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada