Cuídense de los robos por fiestas de fin de año (II)

El fotógrafo Gary continúa su charla con la Seño María sobre la imparable ola delincuencial que azota nuestra país y le comparte estos tips.

Cuídense de los robos por fiestas de fin de año

Cuídense de los robos por fiestas de fin de año

Cuídense de los robos por fiestas de fin de año

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una rica carapulcra chinchana con presas de gallina asada y, para la sed, un emoliente al tiempo.

María, ayer hablábamos de la inseguridad que hay en las calles y que cada día se pone peor. Nadie está libre de ser asaltado por una banda de ‘marcas’ o de sufrir una estafa por teléfono o Internet.
Algunos consejos para tener en cuenta:
* La prevención del delito es tarea de todos. Conversa con tu familia sobre los peligros, analicen rutinas y comportamientos.
* Cuando estés en la calle guarda tu dinero, smartphones, cámaras, carteras y otros en lugares no visibles. Solo sácalos en el momento que los necesites.
* No camines por la calle con el smartphone en la mano, ya sea mandando mensajes de texto, viendo Internet o hablando por teléfono, porque te los pueden arranchar. Tampoco lo hagas en el transporte público. Si quieres entretenerte, lleva un libro o revista.
* Si vas a viajar, trata de hacerlo en grupo. Así reducirás el riesgo de ser asaltado.
* Camina separado de la pared y en sentido contrario a la circulación de vehículos, para que no seas sorprendido por la espalda por delincuentes en un carro.
* Si vas por la calle con niños, sobre todo si son pequeños, mantenlos cerca o, mejor, sujétalos siempre de la mano.
*Si crees que eres seguido por un delincuente, no vayas directamente a tu casa, más aún si vives solo. En lugar de eso, entra en un lugar público, como un restaurante, o llama a la puerta de un vecino donde haya más personas.
* Si eres víctima de un asalto, trata de mantener la calma, evita mirar al delincuente a los ojos, no te resistas ni te enfrentes. Si reconoces al agresor, no lo digas.
* Desconfía de las llamadas por teléfono en las que te den la noticia de que ganaste un premio en un sorteo (en el que tú nunca participaste).
*Tampoco creas en las llamadas en las que te comunican que un familiar tuyo está en el hospital o la comisaría. El objetivo es sacarte dinero o joyas.
* Los estafadores también acostumbran hacerse pasar por empleados públicos que llaman por teléfono a jubilados ‘informando’ que deben cobrar un dinero y que el plazo se acaba ese mismo día. Luego dicen a la víctima que antes debe depositar en una cuenta bancaria un porcentaje del monto a cobrar.
* No saques fuertes sumas del banco, al que por cierto siempre debes tratar de ir acompañado.
*Si vas a retirar dinero de un cajero, que sea de día y elige uno que no esté apartado. Saca la menor cantidad posible.
* Jamás reveles a nadie tus claves, números de tarjetas de crédito y otras informaciones privadas. Los estafadores se hacen pasar por empleados de banco para solicitarlas por teléfono o Internet”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.