Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Cuídese del calor

La Seño María y el fotógrafo Gary nos traen importantes consejos para no ser afectados por un golpe de calor.

Seño María

Lima es 'un horno' y hay que cuidarnos del intenso calor.

Lima es 'un horno' y hay que cuidarnos del intenso calor.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo Gary llegó por su arroz con pato a la chiclayana con yuquitas sancochadas y su jarrita de emoliente. “María, Lima es un horno. Todos los días bordeamos los 30 grados y, a veces, en algunas zonas llegan a 32. Todo el mundo se queja del bochorno, de la falta de aire y las demás consecuencias de las elevadas temperaturas. Si la pasan mal en las casas o centros de trabajo, imagínate en los buses del Metropolitano, el tren, las salas de espera de los hospitales o los arenales, donde hay asentamientos humanos y el agua es escasa.

Todos podemos ser afectados por los llamados golpes de calor, que es una condición causada por el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a las altas temperaturas o un exceso de ejercicio físico. Ocurre que la falta de hidratación hace que diversos órganos dejen de funcionar como lo harían de forma habitual. Sin embargo, los más afectados son los bebitos, los ancianos y las personas delicadas de salud, especialmente quienes sufren enfermedades cardiacas, que se complican por el sobrepeso y los niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

Los síntomas son sensación de mareo, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, cólicos, debilidad, confusión, sueño y convulsiones. Aquí te dejo algunos tips para prevenir o afrontar los golpes de calor.

- Mantenerse hidratado bebiendo agua u otros líquidos. Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o muy azucaradas, ya que hacen perder más líquidos corporales.

- Tratar de permanecer en lugares frescos o a la sombra. En las pistas y las veredas el calor es mayor.

- En lo posible intentar comer de forma ligera. Puede ser ensaladas, frutas, verduras o zumos.

- Evitar hacer ejercicios al aire libre en las horas de mayor temperatura, generalmente entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde.

- Si sale a la calle, utilice ropa ligera y de color claro (atrae menos el sol), sombrero o gorra y zapatos frescos que permitan la transpiración.

- Elija las primeras horas del día para realizar sus actividades al aire libre y deportivas.

- Cubra las ventanas que reciben la luz del sol con persianas, cortinas o papel, pues eso ayuda a disminuir hasta en 80 % el calor en el interior de la casa.

- Nunca permanezca en un vehículo motorizado estacionado al aire libre o cerrado. Abra las ventanas.

- Si se siente mal por el calor, debe detener de inmediato la actividad que está realizando, situarse en un lugar sombreado y fresco, mojarse la cara, el cuello y los brazos, y pedir ayuda”. Tiene razón mi amigo Gary. Me voy acalorada, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada