Nunca perdamos el optimismo.
Nunca perdamos el optimismo.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un seco de res suavecito con frijoles, arrocito blanco, ensalada de cebolla y, para tomar, una manzanilla calientita. “María, la p ha agravado la situación económica de millones de peruanos, al punto de que, según reciente informe del INEI, el treinta por ciento de la población se ha visto afectada por la pobreza en 2020.

La paralización de numerosas actividades económicas durante la mayor parte del año pasado ha sido uno de los principales factores de esta grave situación. Las zonas más afectadas son Lima Metropolitana, así como la sierra y costa urbanas. Pero el peruano es trabajador, bien ‘chamba’ y se las busca. No se queda esperando que la ayuda le caiga del cielo.

Por eso es importante ser optimistas, tener esperanzas de que el día siguiente será mejor y, con ese ánimo, seguir dando batalla, trabajar por alcanzar nuestros sueños. El optimismo es una cualidad que se puede cultivar. Aquí algunos consejos:

  • La mentalidad es fundamental. Debes convencerte de que si tienes un verdadero deseo de lograr lo que te propones y si realmente crees en ti, entonces tendrás éxito.
  • No dejes que otros te desanimen. Muchas personas pueden no compartir tus sueños ni creer en ellos. Incluso, pueden dudar de que tú lo logres. No permitas que te digan que no puedes, ni que te arrebaten tus sueños.
  • Siempre debes luchar. En la vida nada es fácil ni gratuito. Debes entender que tendrás que esforzarte bastante para superar los obstáculos. Ser optimista no significa que la vida será fácil.
  • Acepta tus fracasos. No te desanimes cuando falles o las cosas te salgan mal. No existe persona que no haya fracasado alguna vez. Debes ver las caídas como grandes enseñanzas.
  • No hables, solo hazlo. No basta decir que eres optimista, debes serlo. Actúa, haz algo por alcanzar tus metas. No te quedes solo en palabras, pues solo con eso no llegarás a ningún lado.
  • Encuentra algo positivo en los momentos negativos. Esta es una gran manera de iniciarse en la vida como optimista.
  • La motivación lo es todo. Ten presente que el pensamiento positivo es inútil sin una verdadera motivación. Es necesario tener un motivo que nos impulse a darlo todo para lograr nuestros objetivos”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.