Se pone el fajín. Serna juró al cargo pasadas las 8:00 p.m. en Palacio de Gobierno.
Se pone el fajín. Serna juró al cargo pasadas las 8:00 p.m. en Palacio de Gobierno.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su huevera frita con yucas, caldo de pollo y, para tomar, agua de piña heladita. “María, estoy preocupado por la en el país”.

Más información Playas repletas, pese a la pandemia

Anoche, una semana después de la , se nombró al nuevo ministro de Educación, Rosendo Serna Román. Este tendrá que enfrentar la peor crisis del sector en décadas a causa de la pandemia de coronavirus. Habría que recordarle que los escolares llevan ¡dos años sin recibir clases presenciales! Y en el caso de los pertenecientes a colegios nacionales, vienen escuchando las materias ¡por televisión! Son dos años perdidos para esa generación. ¿Eso cómo se recupera?

Hace unos días uno de los viceministros, que sí está trabajando, anunció que las clases presenciales regresarán sí o sí entre el 1 y 14 de marzo del próximo año de manera paulatina. Primero con cuatro horas diarias hasta que las autoridades señalen que ya no hay peligro de que nuestros hijos o los propios profesores se enfermen de Covid-19. Pero no todo se resuelve por decreto, con un papel firmado.

No quiero saber en qué estado calamitoso estarán los planteles en todo el país luego de dos años. Porque todos tendrán que ser adaptados a la llamada ‘nueva normalidad’, es decir, con infraestructura acorde a las exigencias sanitarias, como lavamanos al ingresar, dotación de alcohol y un manual estricto para evitar los contagios. Asimismo, para que los niños tengan una asesoría psicológica, a fin de adaptarse nuevamente al aula y a la convivencia con otros menores. Ese es otro problema surgido de la pandemia: la afectada socialización de los menores, privados de salir a la calle o encontrarse con sus amigos.

Un tema pendiente también es el refuerzo que deben recibir los escolares tras estos dos años de pésima educación a distancia, en especial los que egresaron de la secundaria, que no van a estar preparados para el ingreso a las universidades. Todos estos asuntos debería estar solucionándolos el ministro de Educación, recién nombrado. Y solo tiene un poco más de dos meses.

Serna tiene experiencia de manejar la Dirección Regional de Educación de Huánuco. Ahora salta a las ligas mayores. Esperamos que tenga el nivel para el cargo. El presidente está acostumbrado a meter a sus amigos sindicalistas o gente sin méritos. Ojalá este no sea el caso. Necesitamos un buen gerente, uno que realmente piense en los niños, y no alguien que se pelee con sus gremios rivales, mientras la educación se va al tacho”. Mi amigo Gary tiene razón, nuestros niños deben ser la prioridad siempre. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR


tags relacionadas