Ejercita tu cerebro no solo para el estudio o el trabajo, sino también para afrontar la vida diaria

El fotógrafo Gary le deja a la Seño María estos tips para ejercitar la buena memoria y ser más inteligente.

Ejercita tu cerebro no solo para el estudio o el trabajo, sino también para afrontar la vida diaria

Ejercita tu cerebro no solo para el estudio o el trabajo, sino también para afrontar la vida diaria

Ejercita tu cerebro no solo para el estudio o el trabajo, sino también para afrontar la vida diaria

Mi amigo Gary llegó por un costillar de cordero y su solterito de habas, choclo y pimiento picadito, y para la sed pidió un emoliente.

María, una de las grandes preocupaciones del hombre es tener buena memoria y ser más inteligente. No solo para el estudio o el trabajo, sino también para afrontar la vida diaria. Si bien contamos con un componente hereditario base, la inteligencia se desarrolla con el tiempo, especialmente en la etapa de la infancia y la niñez. De allí para adelante, debemos ejercitar el cerebro y adquirir más conocimientos para desenvolvernos con éxito en la vida personal, familiar y profesional. La buena memoria depende de la salud y la vitalidad del cerebro. Porque la materia gris envejece, igual que el resto del cuerpo. Es posible ejercitar el cerebro para mantenerlo sano y aprovechar su potencial, incluso mejorarlo. El cerebro humano tiene una capacidad asombrosa para adaptarse y cambiar, también en la vejez. Aquí te dejo algunos tips para ejercitar la buena memoria.

* Entrena tu memoria: Es sencillo, soluciona crucigramas, memoriza los números de teléfono y realiza otros ejercicios similares. Resuelve operaciones numéricas mentalmente o anotándolas en un papel. Trata de prescindir de la calculadora.
* Reduce el estrés: Los químicos del cuerpo, producidos durante el estrés, interfieren directamente con el proceso de la transferencia de información en el cerebro.
* Desarrolla tu capacidad analítica: Lee libros, periódicos y revistas, ve películas y series, analiza los mensajes, las situaciones y las alternativas posibles en las tramas.
* Duerme mejor: De 7 a 8 horas. Reducir algunas horas de sueño puede afectar la memoria, la creatividad y las habilidades para resolver problemas.
* Utiliza el tacto: Con el tacto identifica diferencias sutiles. Así se incrementa la activación de áreas cerebrales que procesan información de ese sentido, lo cual fortalece al cerebro.
* Ejercita tu mano no dominante: Permite expandir partes de la corteza cerebral encargada de procesar información, lo que lleva a incrementar la salud mental.
* Prueba cosas nuevas: Una comida desconocida o cambio de recorrido al trabajo. Las experiencias nuevas estimulan el cerebro.
* Sé curioso: La observación nos lleva a comparar, por ejemplo, productos y servicios. Eso permite al cerebro innovar y crear nuevas ideas.
* Come bien: El cerebro necesita combustible, igual que el resto del cuerpo. Se recomienda una dieta basada en frutas, verduras, granos enteros, grasas saludables (pescado, palta, frutos secos, aceite de oliva, huevos) y proteínas magras (pollo, pavo, pescado, lácteos, granos)”.

Tiene razón, mi amigo Gary. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.