Lamentable caso de violencia familiar. (Instagram/Captura TV)
Lamentable caso de violencia familiar. (Instagram/Captura TV)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por unos tequeños con cremita de rocoto de entrada y una milanesa con papas fritas y arroz blanco. Después se tomó una infusión de hierbaluisa para la buena digestión. “María, ha estremecido a la opinión pública. No me queda duda que esto tiene que ver con la cultura machista y los problemas mentales que padece gran parte de la población.

Los ataques van desde escuchar frases obscenas en las calles, además de tocamientos indebidos, hasta golpizas, humillaciones, violaciones sexuales y asesinatos por parte de sus propias parejas. Ahora esa familia está destruida y los que más sufren son los niños, que deben recibir ayuda psicológica y proporcionarles un ambiente sano para su desarrollo.

Ante situaciones de violencia, las mujeres tienen que armarse de valor y denunciar, así sientan que se les viene el mundo encima. Ni por sus hijos deben aguantar que nadie les levante la mano. Algunos consejos para enfrentar a los violentos:

  • No consientas ni una cachetada o un tirón del brazo. Si te pasó, no permitas que se repita. Si aceptas las agresiones, comenzará un peligroso proceso de ‘normalización de la situación’.
  • Los insultos, las palabras de menosprecio, también son agresiones. Ninguna mujer debe permitir que su pareja u otra persona la haga sentirse pequeña e inútil. Si el cobarde no cambia su comportamiento, es mejor alejarse.
  • Una víctima de maltratos no debe callar. El silencio conviene al agresor, que se envalentona y tendrá carta libre para seguir abusando. Hay que denunciar al sujeto ante la sociedad y ante la policía, para ponerlo al descubierto.
  • No se debe permitir que los niños sean testigos de la violencia, ya que les provocará grave daño y sufrirán.
  • Si eres abusada, no te aísles, pues te sentirás peor. Mantén tus relaciones de amistad, familiares y laborales, que son importantes en momentos difíciles.
  • Las primeras personas a las que puedes recurrir son los familiares, amigos y vecinos. La violencia contra la mujer también puede ser denunciada por un testigo.
  • Para solicitar ayuda puedes marcar, desde tu celular o teléfono fijo, el número 100 (llamada gratuita), a cualquier hora del día. Allí te brindarán apoyo emocional, orientación e información en temas de violencia familiar y abuso sexual.
  • También puedes llamar al 105, que es el número de emergencias de la Policía Nacional”. Tiene razón mi amigo Gary. Qué triste este caso. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: