Cuatro integrantes de Los Malditos del Tren de Aragua detenidos en el Perú en el 2018.
Cuatro integrantes de Los Malditos del Tren de Aragua detenidos en el Perú en el 2018.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por estofado de pollo con arrocito graneado, aguadito de menudencia con rocotito molido y limón. Para tomar, se pidió una jarrita de naranjada. “María, la mafia venezolana del ‘Tren de Aragua’ ha entrado con todo al Perú, donde maneja las extorsiones a las meretrices callejeras, los cupos a bodegueros y obras de construcción, así como los asaltos y sicariato. Esta organización criminal, que también extendió sus tentáculos a Colombia y Ecuador, opera en las principales ciudades del Perú con la misma modalidad.

MÁS INFORMACIÓN: Gana un dinero extra

Su tarjeta de presentación son los videos de amenazas, donde aparecen mostrando sus armas o disparando al aire. Estos delincuentes venezolanos son realmente despiadados y psicópatas. No se andan con chiquitas. A sus víctimas hasta las descuartizan, como ocurrió hace tres años con esos dos muchachos que asesinaron en un hotel de Fiori: Jafet Caleb Torrico Jara y Rubén Matamoros Delgado, solo porque sospechaban que eran informantes de la Policía. Tras ser descuartizados, abandonaron los restos en un terminal terrestre desocupado de San Martín de Porres y cerca de la plaza de Acho, en el Rímac.

También son amantes de la buena vida con el dinero recaudado por sus fechorías. En Halloween, la Policía atrapó a varios de ellos cuando armaban una fiesta a todo lujo a bordo de un yate y frente al muelle artesanal del Callao. Uno de ellos había sido detenido dos años antes, en plena pandemia, en una fiesta Covid de San Bartolo. Fue expulsado del país, pero volvió a entrar porque nuestras fronteras son una coladera.

Gracias al buen trabajo de la policía, se pudo capturar a uno de ellos, José Ortega Padrón, ‘Armando’, cabecilla de ‘Los Gallegos del Tren de Aragua’, sanguinaria banda venezolana que vivía del millonario cobro de cupos a más de 330 meretrices extranjeras en ocho distritos de Lima. En su haber tenía diez asesinatos, incluidas mujeres. Este sujeto alquilaba un exclusivo departamento en el malecón Balta de Miraflores por once mil soles al mes, donde se halló joyas, modernos vehículos, 38 mil soles, armas de guerra, cuarenta pares de zapatillas Louis Vuitton, Boss, Náutica y Nike.

Según la Policía, las ganancias de la organización superaban los 4.5 millones de soles al año. Felicitaciones a los agentes que hicieron el seguimiento de meses, acopiaron pruebas y finalmente pusieron entre rejas a este psicópata, que no debe volver a salir de la cárcel. Esto nos hace reflexionar que la PNP necesita de más recursos para hacer su trabajo. Por eso parece un chiste que el presidente Pedro Castillo decida ‘regalar’ camionetas y motos a sus amigos ronderos, y no darles estas unidades a los agentes policiales, que sí están preparados para hacer una investigación”. Muy buenas palabras de Gary. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR