Fernando Armas y Mendocha

Malcom Mendocha se encuentra con el fotógrafo Gary y hablan de la hacendosa carrera de Fernando Armas.

Fernando Armas y Mendocha

Fernando Armas y Mendocha

Fernando Armas y Mendocha

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un sabroso plato de frejoles con seco de cabrito, arroz blanco, rocotito molido y una jarrita de agua de manzana al tiempo para calmar la sed.

“María, se apareció en la Redacción mi amigo, el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha. Estaba elegantemente vestido. “Estuve en el set de ‘Trampolín a la fama’ cuando el ‘Negro lindo’, Augusto Ferrando, presentó a un concursante flaquito, en camisita manga corta, pero con hambre de triunfo. Le bastó la genial imitación de ‘Alberto Yuquimori’ para ganarse la soñada mesa plegable y un colchón. Así apareció, recién llegadito de Chiclayo, el versátil cómico Fernando Armas. No paró hasta integrar el emblemático programa ‘Risas y salsa’.

Me encargaron la inauguración del ‘Centro Comercial Fortuna’ en Surquillo y subí a la tarima al novato imitador. Sacó su innato talento y el público estalló en aplausos. Había ‘apagado’ a los consagrados, ‘Melcochita’ y ‘Chato’ Barraza. Entonces puse en su mano un billete y no me lo recibió diciendo: ‘Gracias, solo quiero salir en la foto con mis ídolos’. Sentí molestia y le inculqué: ‘Aprende a valorar tu trabajo’. Entre lágrimas me respondió: ‘Está bien. Será mi primer bolito, no lo olvidaré’.

Se abrió paso pisando tierra con celebrados personajes como ‘Alejandro Choledo’ y ‘Laura Chozo’. No tomaba licor, menos hacía papelones.

Despejé una curiosidad: ‘¿En casa no se espantan con el Chichiricósoro?’. Me reveló: ‘Mi esposa Charo es un amor. Solo se enoja cuando me pongo sus vestidos, porque me quedan mejor, ja, ja, ja’.

Me confió su momento más crítico, ¡dejar su carrera! cuando se quedó sin pantalla. Pero resucitó como jurado de ‘Yo soy’, con su chispa inagotable, al igual que en ‘Los Chistosos’.

Conduciendo su camioneta por la avenida Javier Prado vio ambulantes en la pista. Se estremeció y evocó: ‘También me las buscaba en el mercado de Magdalena vendiendo boleritos, trompos de madera y un chiste de yapa’. Guardó pan para mayo, edificando centros educativos en Los Olivos.

Quedé conmovido de su labor humanitaria en ‘Fe y Alegría’, divirtiendo a los niños con toda su jerarquía de comediante. Es un humilde obrero del fino humor’”. Pucha, el señor Mendocha siempre junto a personajes importantes de la comicidad. Me voy, cuídense.

Ir a portada