Pasemos tiempo de calidad con nuestros hijos.
Pasemos tiempo de calidad con nuestros hijos.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un escabeche de pescado con camotito, lechuga, huevo duro y, para tomar, una manzanilla. “María, este feriado de fin de semana largo es ideal para que las familias compartan momentos que

En estos tiempos en que las obligaciones laborales, de estudios y otras les impiden pasar tiempo juntos, días como estos son ideales y deben ser aprovechados. Es fantástico hacer un viajecito para cambiar de aires y vivir nuevas experiencias. Pero la mayoría se queda en casa y no por ello significa que estén impedidos de disfrutar.

Se pueden realizar paseos a zoológicos, parques zonales, la Plaza de Armas, a las playas que no tengan gran concentración de personas. También montar bicicleta o practicar algún deporte al aire libre como el fútbol o vóley, solo entre los integrantes de la familia para

Si se sale a la calle hay que usar doble mascarilla, conservar la distancia social de al menos dos metros y llevar alcohol en gel para la desinfección de las manos. En casita se pueden hacer muchas cosas y los padres debemos recordar que a los hijos lo más valioso que les podemos dar es tiempo, pues ellos, aunque ya no sean tan chicos, necesitan sentirse amados e importantes para sus padres. Algunas ideas:

  • Unos minutos pueden hacer la diferencia. No es necesario estar 10 horas seguidas con ellos para demostrarles afecto. Pero sí pueden ser decisivas acciones concretas, como tomarse cinco minutos para despertarlos por la mañana con amor y tranquilidad, sin desesperarse ni gritar, solo dándoles ánimos y diciéndoles cuánto se les quiere. ¿Puede haber mejor manera de comenzar el día?
  • Cocinar en familia. Debido a las restricciones por la pandemia ahora pasamos más tiempo en casa, así que cocinar con los hijos puede ser una idea excelente. Ellos se entretienen y los padres podemos aprovechar para hablarles y escucharlos, enterarnos de lo que piensan, sienten, de sus temores y expectativas.
  • Leer juntos. Si son pequeños, pueden compartir un cuento, con lo que se fomentará su interés por los libros, así como su imaginación y creatividad.
  • Crear historias. Se pueden inventar cuentos y hasta escribirlos, dibujarlos o recrearlos usando muñecos.
  • Deja de lado los smartphones y el televisor. Salvo que sea para ver una película juntos. Después es mejor olvidarse por un tiempo de dichos aparatos, pues tienden a aislar a quienes los usan.
  • Disfrazarse y jugar. No tengas miedo al ridículo, pues tus hijos se divertirán como nunca viéndote jugar como un niño más. ¡Juega libremente con ellos!”. Qué buenas ideas. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE VA A INTERESAR: