Jaime Bayly y Mendocha

El fotógrafo Gary comenta el encuentro entre Jaime Bayly y nuestro amigo Malcom Mendocha

Jaime Bayly y Mendocha

Jaime Bayly y nuestro amigo, el periodista Mendocha

Jaime Bayly y nuestro amigo, el periodista Malcom Mendocha.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un contundente caldo de gallina con presa grande, huevito duro, papita amarilla, cebollita china, limón y ajicito molido. Para tomar, pidió una jarrita de agua de anís tibiecito.

“María, se apareció en la Redacción mi amigo, el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha. Estaba contento. ‘Gary, en la Feria Internacional del Libro me reencontré con el genial Jaime Bayly, quien provocó histeria en el público presentando su libro, ‘Pecho frío’. Nos dimos un largo abrazo. Este encuentro me regresó al pasado. Recorriendo los pasillos de Panamericana, lo vi de panelista del programa periodístico ‘Pulso’ y siempre con un libro bajo el brazo.

Después, Genaro ‘Papaúpa’ Delgado Parker, me diría: ‘Hay un chico inteligente y divertido que será la atracción de la farándula’. No se equivocó, porque de la mano de su productora y escudera Ximena Rosas deslumbró en ‘La noche es virgen’, entrevistando a celebridades sin tapujos, al acorde de su tecladista ‘Mañuco’ Cam. El irreverente animador sonrió y fue bautizado como ‘El Niño Terrible de la televisión’. Caminando por San Isidro, al pasar por una iglesia, comentó: ‘Mamá Doris, ferviente católica, antes de ir al colegio, me decía: ‘Jaimito, llévate mi bendición’’.

Mientras tanto a su papá, el banquero Jaime, le fascinaba la caza y colgaba en la sala las cabezas disecadas.

Su vena de escritor trascendió a nivel internacional con su obra ‘No se lo digas a nadie’. Cuando regresó de Miami fuimos a tomar helados a Miraflores. Caminando por una hermosa residencia, vimos a un ama de llaves que regaba el jardín, y me susurró: ‘Curioso, de niño, me metía a los cuartos de los empleados para saber de sus vidas y ver sus fotos personales’.

Esto irritaba en casa. En sus años tormentosos lo esperé luego de su colosal espacio, ‘El francotirador’. Dos lindas adolescentes le pidieron autógrafos. Se estremeció y tiernamente acarició sus cabellos. Ahí me contó: ‘Tengo el alma partida, perdí la cabeza. Mis adoradas hijas Camila y Paola no me hablan’.

En ese entonces se había divorciado de su esposa Sandra. De Jaime se comentan muchas leyendas. Ahora vive feliz, acurrucado con su pequeña hija Zoe y Silvia, su joven compañera escritora’”. Pucha, el señor Mendocha siempre aparece en la foto con grandes personajes. Ahora Bayly está enfrentado al presidente venezolano Nicolás Maduro. Me voy, cuídense.

Ir a portada