Lucha por tus metas

Gary y María conversan sobre el caso del peruano Javier Juárez, quien se graduó en una universidad de los Estados Unidos tras pasar muchas experiencias difíciles. 

la seño maria

Más sobre:

La Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por unos tallarines verdes con un churrasco jugosito encima y una manzanilla caliente para el frío y bajar la grasita. “María, fue conmovedor conocer la historia de Javier Juárez, un joven peruano que logró graduarse en la prestigiosa universidad estadounidense de Brown, donde su padre limpiaba baños y él hacía lo mismo de niño. En su discurso de graduación, emocionado, contó que fue uno de los momentos más importantes de su vida el día que fue admitido en esa casa de estudios. Lo primero que hizo no fue ir a clases, sino a los baños en los que trabajó de chico, se miró en el espejo y recordó la imagen de su papá ‘limpiando’. Javier llegó a Estados Unidos hace 18 años como indocumentado, en busca del sueño americano, como millones de latinoamericanos. Gracias al esfuerzo de sus padres y de él está alcanzando sus metas. Su historia es ejemplar porque demuestra que si una persona se prepara y trabaja duro, sin dejarse vencer por las adversidades, podrá conseguir el éxito. Muchos chicos, aún teniéndolo todo, no se esfuerzan, huyen al trabajo, a los estudios, y pierden el tiempo en las esquinas o con malas juntas. No hay secretos para tener éxito, solo se necesita estudiar, esfuerzo y aprender de los errores, es decir, levantarse cada vez que se sufre una caída. Todo está en la mente, en decidirse. Algunos consejos de los expertos que pueden ayudar a lograr metas:

- Define tus objetivos. Es importante porque muchos no saben lo que quieren y así no logran nada significativo. No digas ‘quiero ser exitoso’, sino, por ejemplo, ‘quiero tener libertad financiera, no trabajar siempre por dinero y pasar bastante tiempo con mi familia’.

- Establece cantidades y tiempos. Determina con exactitud, por ejemplo, cuánto quieres ganar y pon un plazo para lograrlo. Si defines una fecha, te programarás para lograrlo en el tiempo establecido, o antes.

- Divide tus metas en partes pequeñas.
Así será más simple alcanzar cada uno de esos propósitos, en lugar de uno muy grande.

- Visualiza el éxito. Haz de cuenta que todo aquello por lo que luchas ya lo has conseguido. Visualiza también el esfuerzo que debes hacer, esto es fundamental.

- Llénate de optimismo. Estarás menos predispuesto al fracaso si solo piensas en que lo lograrás.

- Nunca te rindas. Persistir, resistir y no desistir. Cuando la situación se pone difícil, más fuerzas debes mostrar. Y sobre todo, nunca culpes a nadie por tus fracasos.

- Compite contra ti mismo. Para mejorar en todo momento, no te detengas cuando logres tus cometidos. Comparte con las personas que amas y multiplica tu éxito”. Gary tiene razón. Me voy, cuídate.

Ir a portada