Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Jóvenes a la obra

La Seño María y el fotógrafo Gary nos traen una serie de frases inspiradoras para hacer el bien y concretar nuestros proyectos.

La Seño María

Pensemos en grande y triunfaremos.

Pensemos en grande y triunfaremos.

Más sobre:

La Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, es papá de dos niños, pero le tocó trabajar en su día. Después de cumplir su labor, llegó con hambre al restaurante. Se pidió un jugoso lomito saltado con papas doraditas, arroz blanco graneadito, ajicito molido y una jarra de agüita de camu camu.

“María, disfruto mi trabajo y, como lo hago con pasión, no me afecta trabajar los días en que la mayoría de gente descansa o se reúne en familia. Ahora que se habla de que la economía peruana está estancada, siempre leo a personajes exitosos y la mayoría coincide en que de toda crisis, siempre puede salir una oportunidad para ser mejor. Los jóvenes deben estar activos, buscando oportunidades de negocio y sacar a relucir ideas frescas.

Como decía mi abuela: la ociosidad es madre de todos los vicios. Lo malo, tarde o temprano, acaba mal. En la cárcel o la muerte. Hay que tratar siempre de pensar en positivo, con ánimo, esfuerzo y concentrados en hacer el bien y concretar nuestros proyectos. Muchos pensadores, inventores, psicólogos, poetas, deportistas, líderes y otras personas nos han dejado frases motivadoras que bien valen para inspirarnos.

Al levantarnos, pensemos en el precioso privilegio de estar vivo, respirar, pensar, disfrutar y amar.

Es un nuevo día
. Incluso si nos salió mal ayer, hoy podemos hacerlo bien.

Nadie está a salvo de derrotas. Pero es mejor perder algunos combates luchando por nuestros sueños, que ser derrotado sin siquiera saber por qué se lucha.

La disciplina
es el puente entre metas y logros.

La acción es la llave fundamental de todo éxito.

El éxito llega cuando la preparación se encuentra con la oportunidad.

Si no sabemos a qué puerto navegamos, ningún viento es favorable.

La mayor debilidad es rendirse. La forma más segura de tener éxito es intentarlo siempre una vez más.

El problema de no tener una meta es pasar la vida corriendo para arriba y para abajo y nunca marcar un gol.

La vida no se trata de dejar pasar la tormenta, sino de aprender a bailar en la lluvia.

Demos lo mejor de nosotros y seamos agradecidos. Cada paso es vital para alcanzar algo mejor o más grande.

No importa la edad, siempre hay algo bueno que esperar”.
Gary tiene razón. Vivamos con optimismo. Tenemos que motivarnos, emprender proyectos, ser honestos y esforzarnos para alcanzar el éxito y felicidad. Me voy, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada