Juan Carlos Orderique y Mendocha

El fotógrafo Gary comparte con la Seño María una anécdota más del reconocido periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha y la vez que conoció a Juan Carlos Orderique.

Juan Carlos Orderique y Mendocha

Juan Carlos Orderique y Mendocha

Juan Carlos Orderique y Mendocha

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su arroz con pato al estilo chiclayano con bastante salsa criolla y un vaso de chicha morada al tiempo. “María, apareció en la Redacción el reconocido periodista y marketero, el ayacuchano Malcom Mendocha. ‘Gary, tengo clarito en mi memoria cuando después de entrevistar a la mítica animadora infantil Yola Polastri, en América Televisión, me dijo: ‘Mendocha, vamos al set para que veas el noticiero infantil El Americanito’. Y me quedé con la boca abierta viendo a un niño seriecito, con pelito en la frente, entrevistando a César Hildebrandt por el Día del Padre. Era Juan Carlos Orderique, ‘El rey de la previa’. Cuando falleció su guerrera madre chiclayana contó: “Mi mamá, después de cocinar para los cinco hijos hombres, corriendo me llevó al casting de ‘Hola Yola’. Rezando me susurró: ‘Juancito, tu misión es hacer reír a la gente’”. Se sacó sus clásicos lentes oscuros y lloró de nostalgia. Debajo de su piel tenía el talento de reportero. Nos encontramos correteando a jugadores, poniendo micrófonos. En la puerta de los camarines contaba chistes y se tapaba la boca para no hacer tanta bulla. Caminando con su camarógrafo, el ‘Mono’, confesó: “Algún día, frente a cámaras, voy a juntar a hinchas rivales”. Con ingenio y enorme carisma, logró lo impensable a través de la inimitable y divertida ‘La previa’. Y saltó a la fama.

Encandiló a los compatriotas cuando la Blanquirroja salía de gira. En San Francisco, Estados Unidos, fuera de cámaras, antes del amistoso Perú-México, un vecino de Balconcillo le invocó: ‘Te digo un chiste y de paso envío un saludito a mi familia’. Le respondió: ‘Listo, papito lindo, pero lo que no sabes es que tu saludo no va a salir’. La gente se mató de risa. Así nació la ocurrencia. Ingresó a su colegio, ‘Gastón María’, al compás de ‘El baile del chicle’. Su profesor lo abrazó y exclamó: ‘Saludo al empeñoso brigadier Orderique, el hijo del pueblo deportivo’. Sigue humilde. Subió al cerro San Cristóbal y le compró toda la cajita de marcianos a un niño en sayonaras. Ahí quedó extasiado con un organillero, quien pidió a su monito que le dé la suerte. El papelito decía: ‘Tendrás un viaje inolvidable’.

Ahora, después de hacerla linda en el Mundialito de ‘El Porvenir’, alista maletas para romperla en el Mundial de Rusia, con la bulliciosa barra peruana’”. Pucha, ese señor Mendocha conoce a grandes y carismáticos personajes. Me voy, cuídense.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada