La presencia del papá es muy importante en la crianza de los niños. (Foto: Shutterstock)
La presencia del papá es muy importante en la crianza de los niños. (Foto: Shutterstock)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un lomo saltado jugosito con arroz blanco, rocoto y, para la sed, un emoliente calientito. “María, mañana es el , así que es buena ocasión para recordar su importancia en la familia y en la formación de los hijos. Su valor va más allá de ser solo un proveedor, así que deben estar conscientes de su rol.

Aquellos que tienen hijos, luego los dejan y ni los ven, deben estar seguros de que les están haciendo un daño irreparable. El caso del cantante es esclarecedor. Tuvo a su hijo en Lima con una peruana, pero luego se desentendió totalmente y se negó a darle su apellido.

El muchacho, , que ahora es un joven, está tan dolido con los desplantes de su padre que abiertamente señala que ya no quiere saber nada de él. Recuerdo que hace años, cuando Vasco era un chiquito, se mostraba ilusionado con la idea de conocer en persona a su famoso papá.

  • El padre es, como la madre, también una figura central para el desarrollo físico y emocional de un niño o niña.
  • El apoyo del papá a la mamá gestante o que ha tenido recién a su bebé hace que la mujer se sienta querida, cuidada y acompañada. Eso puede hacer que esté en mejor disposición para la lactancia y el cuidado del hijo, tareas a veces muy desgastantes.
  • Un papá presente y cercano a la crianza de sus hijos es necesario. Al nacer, un bebé experimenta las sensaciones de lo que le produce placer y calma, y lo que le desagrada, como el hambre, el frío, el calor o los dolores. Cuando un adulto responde a esas sensaciones de desagrado y lo calma, el niño va asociando el olor y la voz de ese adulto con un espacio seguro, un encuentro que lo ayuda a volver a sentirse bien. Por eso es importante que el papá también le cambie la ropa, le saque los ‘chanchitos’, que lo haga dormir o lo alimente. Todo esto es la base fundamental sobre la que se cimienta la autoestima y la seguridad personal.
  • Un niño con más de una figura de apego, con más de una persona que lo cuida y le hace sentir querible, es un niño que crece con una base más sólida para enfrentar la vida.
  • Algunos estudiosos sostienen que los padres aportan más en el desarrollo motor del niño, por el tipo de juegos que tienden a hacer con ellos.
  • Los padres ayudan a los niños a salir al mundo y en el proceso de ‘destete’ de la mamá.
  • También son un modelo de identificación masculina para los niños y otro modelo de diferenciación para las niñas.
  • Muchas veces los padres están separados, pero esto no debe ir contra el derecho de los hijos de tener a ambos progenitores presentes. Padre y madre deben empeñarse en estar a su lado”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: