Cierra todas tus sesiones, al terminar de usarlas. (Foto: Pixabay)
Cierra todas tus sesiones, al terminar de usarlas. (Foto: Pixabay)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sudado de pescado con arrocito blanco, jugo de limón, rocotito y, para tomar, un emoliente tibiecito. “María, en estos tiempos de pandemia los aumentan de manera alarmante. Cada vez más criminales se dedican a estafar, vaciar cuentas o pedir créditos a nombre de sus víctimas.

Las entidades financieras deben mejorar sus sistemas de seguridad, asumir su responsabilidad cuando se cometen estos delitos y no lavarse las manos ante sus clientes. Ya es tiempo también que el gobierno fortalezca a la división policial de delitos informáticos, dotándola de más personal, capacitación y equipos tecnológicos avanzados.

Igualmente, se deben mejorar las leyes para castigar a este tipo de delincuentes. Una de las últimas modalidades es a través del chip del celular. De manera ilícita adquieren el chip, acceden al número de teléfono de la víctima y desde ahí hasta obtienen créditos. Algunos consejos para evitar ser víctimas.

  • Prevención digital. Busca en páginas especializadas información sobre cómo proteger tus datos personales. No esperes a que te pase para recién actuar.
  • Activa el acceso a tu celular mediante el PIN. Es el número de identificación personal registrado en el chip o tarjeta SIM para proteger los datos cuando se reinicia el equipo o se cambia el chip. Es importante guardar la tarjeta plástica en la que vino la SIM al comprarlo, pues allí también está el código PUK, que es la clave para desbloquear el PIN. Además del PIN se puede activar un mecanismo de seguridad para usar el equipo. Puede ser un número, secuencia de movimientos, tono de voz o palabra clave. Es una barrera adicional.
  • Activa las conexiones por Bluetooth, infrarrojos y wifi solo cuando las uses. Tenerlas encendidas todo el tiempo puede provocar la fuga de datos.
  • Cierra todas las sesiones iniciadas al terminar de usarlas. Es fundamental hacer esto para evitar el robo de datos. Emplea contraseñas seguras y mantenlas en secreto.
  • Actualiza siempre el software del celular. Así se evitan fallos de seguridad y se mejoran características para resolver problemas potenciales.
  • Instala una aplicación de borrado de datos remoto. Así se puede activar el celular mediante un mensaje de texto antes o después del robo o extravío del aparato, borrando la información privada. Hay características que permiten localizar el teléfono incluso si tiene el GPS desactivado, producir fuertes alarmas, obtener copia de seguridad y bloquear el celular al conectarse desde cualquier navegador web tras el incidente”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.