La historia de amor de Sofía Franco y Álvaro Paz de la Barra que tuvo un confuso final
La historia de amor de Sofía Franco y Álvaro Paz de la Barra que tuvo un confuso final

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sabroso estofado de pollo con presa grande, papita amarilla, pasas y arroz blanco bien graneadito.

“María, es realmente triste ver las imágenes donde un grupo de policías reduce a la fuerza a la animadora Sofía Franco porque, al parecer, en estado de ebriedad y totalmente fuera de sí se resistía a la autoridad, luego de agredir a su esposo en la madrugada, tal como lo denunció el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra. Acá el que sufre es el pequeño hijo de la pareja. Pero al margen de ello, es evidente que esta relación ya no da más, pues son varias las oportunidades que se han visto involucrados en líos. Hace unos meses, Sofía fue intervenida por estrellarse con su auto después de haber bebido licor. Estamos hablando de relaciones tóxicas. En cualquier momento puede producirse una tragedia. Por ello, hay que elegir una pareja para vivir en armonía, paz y tranquilidad. Esa es la verdadera felicidad. Y eso ocurre cuando hay amor sincero.

Los especialistas aconsejan identificar si se vive en una ‘relación tóxica’ y saber salir de ella.

  • La pareja no es para llenar ‘vacíos’, sino para compartir, sumar y crecer juntos. Sentirse bien es responsabilidad personal.
  • Las redes sociales, la facilidad de conocer gente en Facebook y de ‘chatear’ por ‘wasap’ no debe ser carta abierta al acoso ni a la infidelidad.
  • ′Química’ y atracción no son todo. Importan, pero la satisfacción y realización no se basan en la plenitud sexual.
  • No espere sentir el ‘ya no te soporto’. Es peligroso, pues alguno de los dos, en cualquier momento, podría reaccionar con mayor impulsividad y violencia.
  • El noviazgo es necesario y bonito. Importante para conocer más a la pareja, a su familia, identificar diferencias. Habrá desacuerdos, pero es vital compartir valores.
  • Ten cuidado con los narcisistas, pues son completamente egoístas, manipuladores y mentirosos.
  • En las ‘relaciones tóxicas’ es común pasar de los momentos maravillosos a los momentos más terribles en cuestión de minutos. Una persona con rasgos psicopáticos es capaz de ser seductora y al instante comportarse como una bestia. ¡Mucho cuidado!
  • No estés subrayando los errores de tu pareja en todo momento, pues los humanos nos equivocamos.
  • Si esa persona te humilla y maltrata verbalmente, aléjate de inmediato. Las palabras pueden dañar tanto como los golpes. Los que insultan y golpean no deben ser tolerados ni un minuto. Denúncialos”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.