El sonámbulo nos trae un nuevo libro que recomienda a sus estudiantes.
El sonámbulo nos trae un nuevo libro que recomienda a sus estudiantes.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, pasó por el restaurante junto al gigantón ‘Barney’ para llevarse un sabroso arroz con pollo, presa grande y papita a la huancaína. “María, llegamos temprano para buscar al famoso periodista de policiales, ‘El Sonámbulo’, para que nos adelante sus investigaciones sobre la ‘Discoteca del terror’, en Los Olivos.

’Coleguitas, ahora tengo que multiplicarme con mi labor en el diario y mis clases universitarias. Hacer mis crónicas sobre este terrible hecho delictivo. Aquí no hubo ningún accidente, terremoto o incendio. Aquí se cometió un delito entre el dueño del local, los que organizaron el evento y los asistentes irresponsables, los delincuentes que promovieron la estampida para evitar ser capturados y los funcionarios municipales, porque aquí ‘se rompió manos’ y que el alcalde Felipe Castillo no se haga el loco.

Y, por favor, dejen de echarle la culpa a la Policía, que solo cumplió con su deber. Sus efectivos arriesgaron la vida al meterse en ‘la cueva del lobo’ del virus. Aquí les paso un libro indispensable a mis alumnos, por si acaso algún día se interesan en trabajar en un diario.

‘TINTA ROJA’ (ALBERTO FUGUET): Novela publicada en 1996. El escritor chileno ejercía el periodismo y la crítica literaria. En su novela diseccionó a la sociedad chilena con todas sus miserias. Alfonso, un hijo de la clase media venida a menos, universitario, vive con su madre y su tía, y es el engreído de la casa.

Su sueño es ser escritor, tiene una novia guapa y juntos ingresan a trabajar a un diario sensacionalista de Santiago, ‘El Clamor’. Su novia elige laborar en la sección Espectáculos, para conocer a los famosos e ir a los shows gratis. El director del diario le ve el trasero y, embobado, acepta sus pedidos. A Alfonso le ve cara de sonso y lo manda a Policiales ‘para que se desahueve’.

Ahí, al viajar día a día junto al jefe de la sección, el tío Faúndez, Alfonso comienza a comprender y a palpar una realidad que le era desconocida. Viajan por los extramuros de la ciudad, recogiendo muertos a cuchilladas, acribillados o suicidas. Faúndez era especialista en acostarse con las viudas de los muertitos que adornaban sus sanguinolentas páginas.

Fuguet nos introduce en lo sórdido de un oficio al que define de esta forma: ‘El periodismo es como la prostitución, se aprende en la calle’. El libro fue un boom en Latinoamérica y Mario Vargas Llosa se declaró admirador del chileno. El impacto de ‘Tinta roja’ fue tan grande que Francisco Lombardi hizo una película en el 2000 y fue galardonada en el Festival de San Sebastián, y Brero obtuvo el premio al mejor actor”. Pucha, ese señor ‘Sonámbulo’ es lo máximo. Me voy, cuídense.