Mi amigo, el fotógrafo Gary, siempre tiene las ultimitas. Yo lo admiro porque es un joven bien trabajador y va al diario hasta en sus días de descanso porque le gusta llevar las primicias al director.

“María, en esta cuarentena mucha gente ha tenido que entrar a plataformas digitales para hacer transacciones financieras, las que antes hacían en las ventanillas de los bancos. El problema es que mucha gente es inexperta y puede verse sorprendida. Los facinerosos echan mano de una serie de artificios para adquirir información y hasta la clave de la tarjeta de su víctima, para luego retirar todo el dinero ajeno que puedan.

Una de las modalidades es el famoso ‘pishing’, con el que estafan y obtienen información confidencial mediante mensajes que solicitan un pago, ofrecen una promoción falsa o dan acceso a un link infectado con programas troyanos o virus, para obtener o destruir información. Otra forma es el robo de identidad que realizan con el uso de datos para acceder a cuentas personales, cometer delitos o revender la información a otros delincuentes cibernéticos. Te paso algunas recomendaciones que da la División de Alta Tecnología de la Policía Nacional del Perú (PNP) para evitar ser víctimas de estos inescrupulosos, que se caracterizan por navegar en la red como peces en el agua.

  • Tener mucho cuidado con la información que se da a la hora de hacer transacciones en la banca por internet, pues los delincuentes clonan páginas web de los bancos para robar datos.
  • Realiza las transacciones desde una computadora segura, que tenga un programa de antivirus y ‘parches de seguridad’.
  • Cuando ingreses a tu cuenta de banco vía online, digita la dirección tú mismo, no entres a través de enlaces o correos externos.
  • Ignora los mensajes de texto que mencionen que has ganado un premio y te pidan datos personales.
  • Cuando navegues en la web de un banco, no brindes información a cualquier persona.
  • Revisa bien si la dirección electrónica es del banco y no otra, porque las páginas clonadas tienen direcciones que se parecen mucho a la original.
  • Activa las notificaciones con tu banco para que cuando realices una transacción se te informe.
  • No brindes tus datos personales o información de tu tarjeta a terceros.
  • Los delincuentes llaman a los clientes de los bancos, haciéndose pasar como operadores o funcionarios para conseguir información de la tarjeta de crédito. Ponte alerta.
  • Si pagas con tarjeta en un grifo, restaurante u otro establecimiento, no dejes que se lleven la tarjeta, pues le pueden copiar la banda magnética”. Tiene razón, mi amigo. Hay que estar alertas hasta cuando navegamos en la red. Me voy, cuídense.