Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante con hambre y se pidió un sabroso tallarín saltado con trozos grandes de pollo y una jarrita con agua de manzana. “María, el estrés es una de las enfermedades de estos tiempos y ha aumentado en muchas personas debido a la incertidumbre y angustia por la pandemia. La falta de trabajo, presiones, problemas financieros, familiares y deudas son un peligro para la salud. Las escasas horas de sueño, las discusiones con la pareja y hasta la situación política agravan los estados de ansiedad, ira y enojo. Esta situación nos envejece y vuelve más vulnerables ante las enfermedades. ¿Qué hacer para mantener una actitud positiva frente a los problemas cotidianos? A continuación, algunos sencillos consejos de expertos:

  • Respiración profunda. Estos ejercicios ayudan a relajarse, al enfocar la mente en sensaciones corporales en lugar de ideas negativas. Recuéstate, pon las manos en el estómago y cierra los ojos. Inhala y llena de aire tu área abdominal y luego tu pecho.
  • Relajación progresiva. Recostado, cierra los ojos y tensiona los dedos de pies y manos unos segundos, luego afloja. Después tensiona las pantorrillas y la parte inferior de las piernas, luego afloja. Continúa así hasta llegar a la cabeza. Tu mente debe concentrarse en las sensaciones físicas.
  • Si sientes ganas de llorar, no temas hacerlo. Las lágrimas calman la tristeza y apagan la ira.
  • Intenta ser más tolerante con los demás, comprende sus actitudes.
  • Sé respetuoso en la calle.
  • Evita tener resentimientos o heridas del pasado, pues solo aumentan tu enfado.
  • Abandona los pensamientos negativos y piensa de forma objetiva y positiva.
  • Reacciona de forma proporcional y justa a los ataques. Evita impulsos violentos.
  • Tómate un descanso corto en el día. Respira profundamente, piensa en algo agradable, camina un poco, date un masaje en el cuello, estírate, bebe agua.
  • Come mejor. Reduce el consumo de alimentos grasos, pues empeoran el estado de ánimo.
  • Haz aquellas cosas que por falta de tiempo tienes descuidadas: lectura, ver series en cualquiera de las plataformas o películas”. Pucha, una vez más mi amigo Gary habla con la verdad. No debemos estresarnos en casa. Debemos actuar con inteligencia. Ya saldremos de esto. Me voy, cuídense.