Préstamos gota a gota
Préstamos gota a gota

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante con su mascarilla y luego de pasar por los protocolos de temperatura y desinfección, se ubicó en una mesa con distanciamiento y pidió una rica chanfainita con arroz blanco graneadito y rocotito molido. Para tomar, una jarrita de agua de cebada al tiempo. “María, los expertos en finanzas están advirtiendo que por la crisis económica debido a la pandemia del Covid-19, muchos se siguen endeudando para cubrir sus necesidades y para financiar sus negocios en riesgo de quiebra, pero están recurriendo a prestamistas informales. El profesor de Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta, explica que esos préstamos, aunque son inmediatos y sin tantos requisitos ni garantías, tienen un costo financiero muy elevado y a veces hasta métodos de cobranza perniciosos (amenazas, golpes, extorsión y otros) cuando el deudor se atrasa en los pagos. Una de las modalidades más usadas es el ‘gota a gota’, cuyas cuotas se deben pagar a diario.

“La cantidad de intereses a pagar podría ser relativamente pequeña si el monto de crédito es bajo y los plazos cortos, pero la tasa promedio que cobran en crédito informal asciende a 20% mensual en promedio, es decir, al año casi 800%”, precisó. La situación podría agravarse con la ‘ley de topes a las tasas de interés’, por la que el sistema financiero dejaría de prestar a clientes de riesgo (personas sin trabajo fijo, informales) y ellos no tendrían más que recurrir a prestamistas informales. Alfredo Ramírez, fundador de , señala que si se acumulan deudas de tarjetas de crédito o préstamos, hay más estrés y hasta problemas económicos y de salud. Salir de ellas puede ser un desafío, pero aconseja:

  • Identificar deudas: A quiénes debe (banco, tarjeta de crédito, telefonía, colegio de hijos, préstamo de familiares o amigos), cuánto y las tasas.
  • Ver las más caras e incluir cuántos meses de pago tiene pendiente en cada deuda, para identificar cuál pagar más rápido.
  • Juntar un fondo de emergencia que ayude ante imprevistos, antes de comenzar a pagar sus deudas.
  • No generar más deudas. Si esta tentado, corte sus tarjetas.
  • Un presupuesto para fijarse plazo de pago de deudas.
  • Si no hay suficiente ingreso, busque un trabajo eventual, venda algunos bienes.
  • Si no logra que alcance para pagar, consulte con bancos opciones de refinanciamiento, consolidación o sino compra de deuda”.

Pucha, Gary tiene razón, estando en pandemia, con mayor razón debemos cuidar bien nuestras finanzas para no quedarnos siempre endeudados y con riesgo de caer en manos de crueles prestamistas. Me voy, pensativa. Cuídense.