Disfruta hacer ejercicios. El movimiento es vida y te mantiene en buen estado.  (Foto: iStock)
Disfruta hacer ejercicios. El movimiento es vida y te mantiene en buen estado. (Foto: iStock)

Mi amigo Gary llegó al restaurante por su ocopa con huevito duro, un adobo de chancho con arroz, ensalada fresca y una taza de manzanilla caliente para bajar la grasita. “María, esta ha hecho que muchos peruanos sufran de ansiedad, angustia y depresión.

Es normal que se sientan así, debido a que han perdido sus trabajos, dejaron de estudiar o han visto interrumpidos sus sueños y deseos. Pero no podemos dejarnos vencer, hay que mentalizarnos en que pronto saldremos de esta pesadilla.

La desesperación y el pesimismo nos conducen a pensamientos negativos, temores y errores en nuestras ideas y acciones. Una mente positiva alegra hasta a quienes están a nuestro alrededor, aumenta las posibilidades de éxito y hasta puede reducir los niveles de estrés y mejorar la salud. Aquí te dejo unos tips:

  • Acepta que no todo es perfecto. En vez de gastar energías por algo que no salió bien, analiza la situación, corrige los errores y, de ser necesario, prepara un plan ‘B’.
  • Sé agradecido y generoso. De vez en cuando piensa en aquellas cosas por las que estás realmente agradecido en tu vida. Ayudar al prójimo fortalecerá tu alma y te hará sentir mejor.
  • Mantén vivos tus sueños. Cultiva siempre las ilusiones y que sean el motor que te impulse a luchar por tus metas.
  • Ama a tu familia. Disfruta de tus seres queridos, abrázalos, bésalos, diles lo importantes que son para ti. Pasa tiempo con ellos, préstales atención a lo que te quieren decir, a sus deseos y temores.
  • Disfruta de las cosas pequeñas. La vida es un verdadero milagro. Si ves unas flores, detente a mirarlas, a olerlas. Valora la belleza de este mundo y sé feliz.
  • Evita el estrés. Medita, escucha música y haz ejercicios. Organiza mejor tu vida para que no sufras los apuros del día a día.
  • Olvídate de cuántos años tienes. No importa si eres muy joven o muy viejo, tú puedes ser feliz. La clave está en la actitud.
  • Haz caso a tu intuición. Si algo te da mala espina, aléjate. Haz lo mismo con ciertas personas que son negativas y nada bueno aportan.
  • Disfruta hacer ejercicios. El movimiento es vida y te mantiene en buen estado.
  • No te compares con los demás. Eres único e irrepetible, con virtudes y defectos. Mejor trata de superarte a ti mismo día a día.
  • No envidies el éxito ajeno. Muchos son infelices porque llegan a odiar a quienes les va mejor. Es la peor actitud. Si quieres conseguir cosas, trabaja por ellas, siempre de forma honesta y con mente positiva. ¡Sí se puede!”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.