Cuida tu alimentación.
Cuida tu alimentación.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, me llamó para recordarme que los contagios por diversas cepas del están en su pico más alto y todos debemos cuidarnos al máximo. “María, mi trabajo me obliga a recorrer las calles todos los días y te mentiría si te digo que no siento miedo, pero a la vez es una bendición tener trabajo en plena pandemia.

Además, los periodistas siempre debemos estar atrás de la noticia. Con el avance de esta pandemia, es mucho más importante llevar una vida saludable. Es cierto que una enfermedad grave o este virus te pueden atacar así te cuides bastante, pero muchas veces los malos hábitos alimenticios, el excesivo consumo de alcohol y el estrés te hacen más vulnerable. Aquí algunos consejos sencillos que pueden servir:

  • Cuida tu alimentación. Tu comida debe ser lo más fresca posible. Consume frutas y verduras, una adecuada cantidad de agua, así como carbohidratos y proteínas.
  • Reduce la ingesta de sal, azúcar y frituras. Ahora que los chicos están en casa haciendo ‘tareas virtuales’, pueden dejar de practicar ejercicios físicos, para pasar más tiempo conectados a la computadora y la tablet, lo cual hará que suban de peso fácilmente.
  • No ‘premies’ a los niños con dulces ni comida ‘chatarra’.
  • Come fruta al natural. Aporta vitaminas, agua, fibra y fructuosa (azúcar natural). Y no añadas azúcar al jugo.
  • Control de tiempo para televisión y videojuegos.
  • Promueve la actividad física, juegos al aire libre. No es imprescindible el gimnasio. Hay opciones como hacer deporte con tu hijo en la sala o azotea de la casa.
  • Bebe agua. Limita el consumo de refrescos y gaseosas porque tienen demasiadas calorías. El agua debe ser tu bebida principal, toma varios vasos al día.
  • Reduce el estrés. Intenta relajarte pese a las preocupaciones. El exceso de estrés produce cansancio crónico e infelicidad.
  • Mejora tu descanso. Procura tener un buen colchón, un horario y un ambiente oscuro y sin ruidos. Nada de celulares y televisión. Duerme de siete a ocho horas.
  • Más fibra en tu dieta. Fundamental para regular el tránsito intestinal. Además, da sensación de saciedad, con lo que ingerirás menos calorías. La fibra está en alimentos como las frutas y verduras”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: