Puno. Un policía fue blanco de la delincuencia. Lo cogotearon para robarle S/270 y su celular. (GEC)
Puno. Un policía fue blanco de la delincuencia. Lo cogotearon para robarle S/270 y su celular. (GEC)

El fotógrafo Gary, ahora que el restaurante está cerrado por la cuarentena, me escribió por ‘wasap’. “María, aquí en el diario los periodistas seguimos al pie del cañón porque ninguna pandemia puede detener la información y contamos con todos los permisos respectivos y salvoconductos para movilizarnos por toda la ciudad, también en horas del ‘toque de queda’. Cuando llegué a la Redacción me encontré con el legendario periodista de policiales ‘El Sonámbulo’, que llegaba con su ‘tapaboca’ y fue de frente al baño. Después se fue a la azotea y prendió su infaltable cigarrillo. Se lavó bien las manos y la cara con jabón, dejó su gabán negro y se puso a escribir su crónica. Me vio y me dijo: ‘Gary, ni porque estamos en ‘Estado de emergencia’ la delincuencia descansa. En Santa Clara unos desgraciados asaltaron un local de Mass, llevándose dinero y comestibles, porque saben que en épocas de escasez los van a vender rapidito en el ‘mercado negro’.

Creo que el Ministerio del Interior debería aprovechar esta situación para ‘matar dos pájaros de un tiro’: controlar a la población para que acate la ‘inamovilidad social’ y el ‘toque de queda’, pero también darle un golpe contundente a todas esas organizaciones criminales, sicarios, extorsionadores, secuestradores al paso, traficantes de terrenos y otras ‘ratas’ que están escondidas en sus madrigueras esperando que pase el ‘Estado de emergencia’ para hacer de las suyas.

Las grandes bandas criminales que están forradas de dinero ‘pasan piola’ por la sombrita, encerradas en sus guaridas no solo en el Callao, sino en San Juan de Lurigancho, Independencia, Comas, El Agustino, Villa El Salvador, Villa María del Triunfo, Chorrillos. Que la Policía Nacional active sus servicios de Inteligencia y aprovechando que no hay garantías irrumpa en sus guaridas y encarcele a esos delincuentes que antes del coronavirus eran una verdadera epidemia y están esperando que pase la emergencia sanitaria para salir a asaltar a los honrados ciudadanos que trabajan para llevar el pan a casa”.

Pucha, ese señor, ‘El Sonámbulo’, tiene mucha razón. La delincuencia que asolaba el país solo está descansando y esperando que pasen las restricciones. Muy bien lo que dice el señor periodista. Que los policías, con el apoyo de marinos y soldados, les den un golpe contundente. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: