Los riesgos por multitudes se dan en emporios comerciales, centros comerciales, conciertos, marchas y hasta procesiones.
Los riesgos por multitudes se dan en emporios comerciales, centros comerciales, conciertos, marchas y hasta procesiones.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una pavita en salsa de ostión con su arrocito graneado, sarsa criolla, rocotito molido y, para tomar, una jarra de limonada frozen para bajar el calor. “María, el emporio de Gamarra acaba de lanzar su campaña navideña, donde espera recuperarse de las pérdidas por la epidemia de Covid-19 que mantuvo paralizado el sector durante dos años. Los pequeños empresarios habían apostado todo a la clasificación de Perú al Mundial de Qatar 2022, pero no se pudo.

MÁS INFORMACIÓN: Aléjate de pegalones

Como sabemos, el sector textil es vital para la economía nacional. Gamarra no es solo las tiendas de ropa, también los talleres de confección, los proveedores, las exportaciones y los insumos que dan trabajo a millones de personas. Los gamarrinos solo piden dos cosas al Gobierno: protección o salvaguardas ante los productos importados de China, que entran con bajo precio, y seguridad ante las mafias de venezolanos que hasta lotizan las calles y son un problema para las tiendas formales. Los peruanos sabemos que la ropa de Gamarra es buena, porque usa mejores materiales, y más durable. Eso no pasa con las importadas, que se malogran muy rápido.

Encima, los empresarios denuncian que hay ‘dumping’, o sea la práctica de vender por debajo del precio normal o a precios inferiores al coste con el fin de eliminar a la competencia y adueñarse del mercado. Los gamarrinos resisten heroicamente esta embestida y en los últimos años han mejorado sus diseños y confección. Ese es el plus que necesitaban para poder exportar.

A los peruanos no nos falta nada. Somos creativos y ahí está como ejemplo la gastronomía nacional, que poco a poco se ha ido internacionalizando, gracias a la labor de peruanos como Bernardo Roca Rey y Gastón Acurio. El Gobierno debería escucharlos, especialmente ahora con el tema de la seguridad. Las mafias no solo se están apoderando de las calles, sino que también están incursionando en las extorsiones en la zona. Hay que parar esto de una vez. La Policía debe atacar con todo y el Poder Judicial meter a la cárcel a los mafiosos.

  • La Policía, apoyada por el Ejército, debería patrullar y resguardar toda la zona para evitar que los informales se apoderen de las calles y estas se conviertan en un infierno cerca de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.
  • También se debe cuidar a los clientes, a fin de que no sufran robos por parte de los delincuentes camuflados como compradores.
  • Mejorar el transporte a la zona. Un transporte ordenado y con paraderos previamente señalados hace fluir el tránsito y evita aglomeraciones.
  • Más ventas con el uso de tarjetas o aplicativos por celular, esto lo hace más fácil y menos peligroso, porque evita cargar dinero.
  • Gamarra no solo debe ser un lugar de venta, sino una experiencia. Falta lugares de esparcimiento”. Buenos consejos de Gary. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR